sábado, 26 de junio de 2010

UN HOMBRE VIENE A MATAR


Un hombre viene a matar
1967
España/Italia
Director: Leon Klimovsky
Reparto: Richard Wyler, Brad Harris, Guglielmo Spoletini, Rafael Albaicin, Jesús Puente, Femi Benussi, Aurora de Alba, Simón Arriaga, Luis Barboo, Luis Induni, Miguel Del Castillo, Frank Braña, Rafael Albaicín, José María Caffarel, Conny Caracciolo, Lucio De Santis, Santiago Rivero
Guión: Eduardo Manzanos Brochero, Odoarod Fiory, Luigi Mondello
Fotografía: Julio Ortas
Música: Francesco de Masi




Aburrida película dirigida por el todoterreno Leon Klimovsky en 1967 que narra las desventuras de Tony Garret, un sargento yanqui acusado injustamente del robo de la soldada y del asesinato del comandante en jefe del fuerte. Tras conseguir huir se convertirá en un temible pistolero cuyo único objetivo será encontrar a los verdaderos culpables para probar su inocencia.




Una vez más nos encontramos ante lo que pienso es un deficiente guión, en este caso obra del polifacético Eduardo Manzanos Brochero entre otros, caracterizado por su simpleza y en el que se suceden escenas poco creíbles e incluso infantiles: tres forajidos ayudados por un indio deciden dar un golpe en un fuerte (como si fuera algo sencillo), la acusación al pobre sargento es de vergüenza porque aparece sin sentido al lado del comandante asesinado (situación muy lógica el que sus compañeros le abandonen para que cuente todo el robo e identifique a los ladrones), la huída del fuerte ayudado por un sacerdote no puede ser más simple (parece que en los fuertes se podía entrar o salir sin ningún tipo de control y sin que se identificasen a los individuos), el protagonista busca al indio implicado en el robo, situación muy poco creíble la alianza del indio con los bandidos para robar, en mitad del bosque donde vive solo (hecho que no era habitual entre los pieles rojas), etc, etc. Pero, no contento con esto, y como la búsqueda de los culpables no daba para más, a mitad de película se inventa un robo en un banco de un pueblo, donde imparte clase el antiguo profesor del héroe, por parte de unos bandidos, cuyo jefe participó en el robo del fuerte y, además, conoce a Tommy. Por lo que los forajidos van a acudir al protagonista para que se enfrente al temible sheriff. Todo un despropósito de guión con el que nada puede hacer un poco inspirado Klimovsky que parece rodar la película con bastante desgana.




Las interpretaciones de los actores están, más o menos, al mismo nivel del guión, con un decepcionante Richard Wyler en el papel del sargento injustamente condenado que intentará lavar su nombre aunque para ello tenga que llevar una vida de delincuente (curiosa paradoja que queda sin resolver) y un soso e inexpresivo Brad Harris (actor que se inició en el cine con los llamados péplums o películas de sandalia y espadas) como el sheriff; salvándose, tan sólo, Jesús Puente que interpreta correctamente al antiguo profesor de Tony obsesionado porque éste vuelva al redil. Junto a ellos, en papeles intranscendentes, caras habituales del spaghetti como Luis Induni, Frank Braña o Luis Barboo en el rol de imposible jefe indio Silent Wolf.



En este caso, lo único salvable para mí una vez más es la banda sonora compuesta por Francesco de Masi que cuenta con buenos temas, sobre todo el principal.

En definitiva un tedioso spaghetti que además cuenta tan sólo con dos peleas, una de ellas muy mal rodada aunque la otra con brazos de cactus es bastante original, y con escasos y poco espectaculares tiroteos.


PUNTUACIÓN:

HISTORIA: 1
AMBIENTACIÓN: 6
DIRECCIÓN: 2
ACTORES: 3
MÚSICA: 7

MEDIA: 3,8


3 comentarios:

Anónimo dijo...

No sé si alguien la ha visto, pero para western raro del mismo director, "El topo"... sin comentarios. Saludos. Dax.

maltese dijo...

No, Dax... "El Topo" es de Alejandro Jodorowsky y a mi me parece la alucinación de un pirado que va de intelectual y progre o, lo que es lo mismo, un "mierda"

Anónimo dijo...

Maltese, gracias por la corrección y tiene usted toda la razón... a ver si me graduo las gafas... y coincido además en tu comentario sobre el director. Saludos. Dax.