domingo, 20 de junio de 2010

TU CABEZA POR MIL DOLARES


Tu cabeza por mil dolares (Per 100,000 dollari ti ammazzo)
1967
Italia
Director: Giovanni Fago
Reparto: Gianni Garko, Claudio Camaso, Piero Lulli, Fernando Sancho, Carlo Gaddi, Claudie Lange, Bruno Corazzari, Susanna Martinková, Andrea Scotti, Silvio Bagolini, Dada Gallotti, Adriana Giuffrè, Rodolfo Valadier, Maurizio Tocchi, Giovanni Di Benedetto, Osiride Pevarello
Guión: Sergio Martino, Ernesto Gastaldi
Fotografía: Federico Zanni
Música: Nora Orlandi




Spaghetti dirigido en 1967 por Giovanni Fago que cuenta con gran parte del equipo de “Como lobos sedientos” (actores principales, productores, guionistas, director de fotografía y músico) en el que se narra, con cierta originalidad dentro de este subgénero, una historia de odio, envidia, rencor y avaricia entre dos hermanastros marcados por la traición que cometió uno de ellos en el pasado, y todo ello en el marco de unos EEUU devastados por la Guerra Civil.

Los aspectos más originales de esta película que me han llamado la atención son:

El tono marcadamente pesimista, melancólico y un tanto crepuscular que impregna toda la película y que, creo, se adelanta a varios spaghettis realizados a mediados de los setenta como “California” o “Keoma”, apreciándose este pesimismo no sólo en la actitud vital de los personajes principales sino también en el escenario en el que se desarrolla la acción en el que proliferan los pueblos fantasmas medio derruidos por el tiempo (como en el que tendrá lugar el enfrentamiento final) o directamente arrasados por la contienda bélica (como el rancho de Anne, la amante del protagonista), remarcándose, de esta forma, la sensación de caos vivida por los protagonistas.

El guión de la película, obra de Ernesto Gastaldi y de Sergio y Luciano Martino, con un fuerte carácter intimista, incluso se introduce un componente romántico, en el que, sobre todo en la primera parte, se da mayor importancia al drama en el que se ven inmersos los protagonistas que a la acción. Además cuenta con unos personajes mucho más perfilados de lo que es habitual en este subgénero que están profundamente marcados por su pasado que no pueden olvidar y que les conducirá a un final trágico; así Johnny le llega a decir a Anne “El pasado aunque queramos olvidarlo es como una vieja herida y las heridas se vuelven a abrir de vez en cuando”, para a continuación, en una bellísima y poética escena en la que de forma magistral se nos muestra la angustia ante la pérdida de un ser querido, soñar Johnny con su antiguo amor que de repente desaparece dejando sólo las huellas de su pisada en la playa que, a su vez, son borradas por las olas (pocas veces he contemplado una escena tan profundamente lírica como ésta en un spaghetti).



Lástima que en el tramo final sufra un cierto bache, el desarrollo de la historia se torne más previsible y los guionistas se recreen en los aspectos más sádicos y crueles, así por ejemplo el protagonista recibirá las habituales palizas y torturas, pero claro en caso contrario quizás no estaríamos hablando de un spaghetti.



En cuanto la estructura narrativa, no es, como en la mayoría de los spaghettis, lineal y en ella cobran gran importancia varios flasbacks que, para mí, presentan ciertas similitudes con los de “Agáchate maldito” al trasladarnos al pasado feliz de los dos hermanos. Así sabremos que formaban parte de una familia aristocrática del sur, por lo que con este hecho se subraya el grado de degradación alcanzado por los dos al haberse convertido el mayor en un cazador de recompensas y el otro en un forajido, al mismo tiempo que se muestra cómo se estaba incubando la semilla del desastre posterior y se explican los motivos del odio que sienten el uno por el otro. Especialmente conseguido creo que está el primero en el que, sin palabras y acompañado de una bella melodía, nos muestra la dureza que supone para el hermano menor (Clint Forest) sentirse inferior respecto a su triunfador hermano (Johnny), sentimiento que se tornará en odio cuando descubra que además éste es un bastardo.



Por otra parte creo que la película está elegantemente dirigida, muy cuidada y cuenta con grandes escenas estupendamente planificadas como el enfrentamiento inicial (precioso el movimiento de cámara con el que se inicia el film en el que se enfoca al campanario de una iglesia para ir bajando en una sola toma y terminar viendo la sombra de cuatro pistoleros a caballo); los bellos flashbacks, perfectamente fotografiados, a través de los cuales conoceremos el pasado de ambos hermanos; o el maravilloso y fratricida enfrentamiento final.

Desde el punto de vista técnico el film me pareció una maravilla, con una bella fotografía obra de Federico Zanni y una estupenda labor de ambientación que cuenta con abundantes localizaciones que van desde los típicos y polvorientos paisajes del interior a unos escenarios tan inusuales en este subgénero como son las playas.

Pero lo que sobresale, para mí, sobre el nivel notable de la película es sin duda la hermosísima banda sonora de Nora Orlandi con un gran tema principal repetido con distintas variantes (con predominio de instrumentos de viento, con silbidos o con el protagonismo de una guitarra), así como otros de corte melódico (como el que se escucha con los flashbacks) que están casi a la misma altura del tema principal.



Por lo que respecta a los actores, Gianni Garko vuelve a estar muy bien en un personaje muy parecido al de “Como lobos sedientos” aunque aquí todavía más torturado, demostrando que era uno de los actores más sólidos de este subgénero; mientras que con Claudio Camaso (hermano de Gian Maria Volonte) tengo el mismo problema que con la película antes citada, ya que se parece mucho a su hermano y me da la sensación de que le imita en alguna escena, además está sobreactuado en alguna secuencia y tiende de forma natural al histrionismo, por otra parte creo que el film hubiera necesitado un actor de mayor entidad con el objeto de que pudiera transmitir los sentimientos acumulados por este personaje que siente celos, odio y envidia de su hermano mayor por ser mejor que él. Junto a ellos Claudie Lange que en el papel de Anne, la amante de Johnny que no consigue que éste olvide del todo a su antiguo amor, creo que transmite bastante bien la fragilidad de su personaje, Piero Lulli tan eficaz como siempre en su papel de líder de los forajidos y Fernando Sancho en una pequeña colaboración especial en su sempiterno papel de bandido mejicano.

De esta película tengo el DVD editado por VM Films que respeta el formato original y cuenta con una buena imagen aunque el sonido presenta algunas deficiencias (tuve que ponerme dos veces el final para saber qué le decía un hermano al otro).

En definitiva un buen y atípico spaghetti muy cuidado en sus aspectos técnicos y que creo está muy por encima de la media de este subgénero.

PUNTUACIÓN:

HISTORIA: 8
AMBIENTACIÓN: 8
DIRECCIÓN: 8
ACTORES: 7
MÚSICA: 9

MEDIA: 8

7 comentarios:

pritt dijo...

A mi me gusto bastante más que la anterior pelicula "Como lobos sedientos". Pelicula realmente triste y meláncolica y algunas escenas muy buenas. Por cierto en una de las fotos de la reseña sale gianni garko con el rotulo "Django der bastard". Supongo que en otros paises lo titularian así para aprovechar el tirón de Django o algo así digo yo........

Pedro Pereira dijo...

Creo que es una buena peli. Quizás una de las mejores de la sección "Django non-oficial". "Lobos..." también la incluyo en el mesmo paquete.

Echoes dijo...

Muy buen spaghetti, muy por encima de las mas conocidas de Gianni Garko (léase "Sartana"...)

Julio_Alberto dijo...

En Alemania le pusieron "Django der bastard", si.

maltese dijo...

Estoy con Jesus y con vuestros comentarios... un muy buen Spaghetti!!!

Alfonso Urbina dijo...

Una excelente película, ya hacia tiempo que buscaba un film con este estilo melancolico desde que vi "Keoma".

Rudy dijo...

Visionada en youtube,pelicula a mi desconocida,coincido plenamente con todos un 8 en plena regla.