sábado, 12 de junio de 2010

SANGRE SOBRE TEXAS


Sangre sobre Texas (Centomila dollari per Ringo)
1965
España/Italia
Director: Alberto de Martino
Reparto: Richard Harrison, Fernando Sancho, Luis Induni, Massimo Serato, Gérard Tichy, Eleonora Bianchi, Loris Loddi, Guido Lollobrigida, Mónica Randall, Michel Montfort, Paco Sanz, Tomás Torres, Frank Oliveras, Cesar Ojinaga, Victor Vilanova, Rafael Albaicin, Pedro de Quevedo, Michel Monfort, Fernando Rubio, Pedro Rodriguez
Guión: Guido Zurli, Alfonso Balcazar, Giovanni Simonelli
Fotografía: Federico G. Larraya
Música: Bruno Nicolai


Coproducción italo-española de 1965 dirigida por Alberto de Martino que, por lo que he leído, supuso uno de los mayores éxitos en la carrera de Richard Harrison, hecho que no acabo de entender porque la película me ha parecido bastante disparatada.



Un individuo sin escrúpulos, Tom Sherry, provoca una guerra con los indios al culparles del asesinato de una mujer que en realidad cometió él, con el objeto de obtener una concesión sobre el territorio en el que se asentaban los pieles rojas. Pasado el tiempo, Tom se ha convertido en el amo de la región y se dedica al prospero negocio del contrabando de armas, pero hasta el pueblo llegará un enigmático forastero, Ringo, al que le ayudará un peculiar cazador de recompensas, Chuck, en su intento de restablecer la ley y el orden en la región.




Creo que es uno de los guiones, obra entre otros del propio director y de Alfonso Balcázar (que ya habían colaborado ese mismo año en otro spaghetti bastante flojo, “El 7º de caballería”) más confuso e incoherente que he padecido en un eurowestern. Para mí casi nada tiene sentido o no está bien explicado; así la película comienza con unos indios a los que ha pagado Tom para que maten a una mujer (como si este hecho fuera algo normal) pero éste mata tanto a los indios como a la fémina para a continuación provocar una matanza en el poblado de los pieles rojas, todo ello para conseguir una concesión de la que nunca más se sabe y, por supuesto, sin que el ejército intervenga y restablezca la paz. Pero las incoherencias continúan con la aparición de Ringo que, no se sabe por qué, se hará pasar por el viudo de la mujer asesinada y detendrá a Tom por el asesinato de “su mujer”, algo que ya todos conocen (¡hombre y el sheriff porque no ha actuado hasta entonces!). Además el asunto se complica y la confusión va en aumento porque Ringo ha sido contratado por el general mejicano con el que estaba en negocios Tom para raptarle y así evitar el pago de la suma de dinero por la compra de las armas que les iba a proporcionar, y no contento con esto, y sin que tampoco se explique, el pistolero alienta a los indios (que se debieron trasladar tras la matanza a un lugar muy cercano) para que acaben con los pistoleros. Y por último, decide hacer de padre del chaval (que protagoniza las escenas más ñoñas del spaghetti) que quedó huérfano tras el asesinato de su madre por parte de Tom al comienzo de la película y que se había salvado al haberlo recogido los indios. Para mí todo un esperpento de guión.




Por lo que respecta a la labor de de Martino como director (un todoterreno que comenzó dirigiendo péplums) no es mucho mejor, mostrando, con un lenguaje clásico más próximo a los westerns serie b norteamericanos de la década de los cincuenta, su impericia y torpeza, sobre todo en las escenas de masas y batallas (abundantes en la película) que están, para mi gusto, deficientemente rodadas, en las que recurre constantemente a la cámara rápida y en las que los indios pelean a puñetazos como si fueran blancos. Pero además el film (no sé si será por algún corte que haya sufrido) avanza a saltos, con escenas que en muchos casos carecen de ilación.

Y a todo esto hay que añadir unos indios muy poco creíbles que parecen lo que son: actores a los que se les ha puesto una peluca y se les ha teñido con el objeto de oscurecer su piel, y en cuyas caras encima se aprecia la sombra de la barba.



Por lo que respecta a los aspectos positivos, para mí, cabe señalar:

La notable banda sonora compuesta por Bruno Nicolai, que cuenta con varios temas realmente buenos que remiten en algunos casos a Ennio Morricone.

Las interpretaciones de los principales actores de la película. Richard Harrison, actor que generalmente no me gusta, se muestra más convincente de lo que en él era habitual como Ringo, el misterioso pistolero; Fernando Sancho está estupendo en un rol muy alejado de los típicos de bandido mejicano que le solían encomendar, al encargarse de Chuck un cazador de recompensas un tanto pillo que, sin saber la razón, va a ponerse del lado de Ringo; y el alemán Gerard Tichy cumple en el papel del malévolo Tom. Junto a ellos Monica Randall (como Aurora Julia en los títulos de crédito) repitiendo el papel de india ya interpretado en “El 7º de caballería” que protagoniza una historia de amor un tanto increíble y ridícula con Ringo, y varios secundarios habituales como Luis Induni o Paco Sanz.



Por último como curiosidad comentaros que como director de la segunda unidad figura Enzo G. Castellari.

En definitiva un spaghetti con una historia difícil de seguir por sus constantes giros en el guión, no muy bien dirigido y que se me hizo aburrido a pesar de contar con bastantes escenas de peleas, tiroteos y batallas, por lo que no entiendo su fama.


PUNTUACIÓN:

HISTORIA: 2
AMBIENTACIÓN: 4
DIRECCIÓN: 4
ACTORES: 6
MÚSICA: 7

MEDIA: 4,6

4 comentarios:

Julio_Alberto dijo...

Seguimos en 800 SW nuestro camino imparable hacía los 200 spaghettis comentados.
Esta vez Jesús nos trae este titulo emblemático de Richard Harrison.

estampida dijo...

pues animo y a por los 200; una sugerencia, veo q no habeis comentado 'tierra brutal' q creo entendido q fue el primer SW no? pues haber si os animais con esa. saludos

Martial 76 dijo...

Muy buena reseña Jesús para esta película.
La verdad que soy muy aficionado a las BSO, y por ello debo incluir los SW en ellas. Esta película la conocía a través de su música, una obra muy acertada de Bruno Nicolai. El siguiente paso fue visionar el trailer, que con la música y en un sencillo inglés abría buenas expectativas sobre el film. Hay que decirlo, el trailer es muy bueno.
Otra cosa es la película, buf, muy dura, con momentos muy contado ¿Qué decir? Un sueño de cuatro años que ha finalizado en pesadilla.
Coincidiendo con Jesús la banda sonora es lo más notable de la película, tan notable que gracias a ella conocí esta misma, eso sí, bajo el título de 100.000 dólares para Ringo, un título que suena mucho mejor a mis oídos.

Billiard dijo...

Verdaderamente, mala con... avaricia.