jueves, 1 de julio de 2010

EL ORO DE NADIE (CATLOW)


El oro de nadie (Catlow)
1971
Gran Bretaña/USA
Director: Sam Wanamaker
Reparto: Yul Brynner, Richard Crenna, Leonard Nimoy, Daliah Lavi, Jo Ann Pflug, Jeff Corey, Michael Delano, Julián Mateos, David Ladd, Bob Logan, John Clark, Dan van Husen, Cass Martin, José Nieto, Angel del Pozo, Victor Israel, Tito Garcia, Antonio Padilla, Rafael Albaicàn, Alejandro de Enciso, Ralph Brown, Walter Coy, Allen Russell, Per Barclay, David Thomson, Jose Laurens, Florencio Amarilla, Raúl Castro
Guión: Scott Finch, J.J. Griffith
Fotografía: Edward Scaife
Música: Roy Budd


Coproducción británica-estadounidense de 1971 dirigida por el actor secundario Sam Wanamaker basada en una novela de Louis L’Amour autor estadounidense de familia canadiense y francófona especialista en relatos del oeste cuyas obras han sido llevadas a la pantalla en bastantes ocasiones (“Hondo”, “Shalako”).



Catlow es un vaquero que con un grupo de hombres se dedica a capturar reses sin dueño y venderlas como propias, por lo que es perseguido por un sheriff (antiguo compañero del ejército) y un pistolero que ha sido contratado por los grandes ganaderos de la región. Los problemas aumentarán cuando pretenda apoderarse del oro abandonado durante la Guerra de Secesión en territorio mejicano.

Película entretenida pero un tanto irregular escrita por un tal J. J. Griffith y por Scott Finch, que también intervino en la adaptación de “Shalako”, que cuenta con un buen comienzo para volverse mucho más aburrida en la parte central, sobre todo con la estancia en el pueblo mejicano que sirve, entre otras cosas, para apuntar una historia de amor bastante tópica entre el sheriff y la sobrina de un general, y que no desarrolla algunas cuestiones que plantea inicialmente, como la actitud de los grandes propietarios que explotan a sus vaqueros verdadera razón de que persigan a Catlow puesto que sus hombres podrían hacer lo mismo que él (en definitiva establecerse por su cuenta capturando ganado libre) o exigir mayores salarios, ya que en un giro de guión se abandona todo el tema del ganado para relatarnos su aventura en pos del oro. A todo esto hay que añadir algunas escenas poco creíbles, como el robo por parte de los mejicanos de los colts y los winchesters de los pistoleros, y un final bastante decepcionante e inverosímil.



Tampoco ayuda en nada una dirección correcta pero carente de brillantez y de imaginación del habitual actor secundario Sam Wanamaker, más inspirada en autores como Burt Kennedy que en la estética del spaghetti, y en la que, como por ejemplo ocurría en “Pistolero” película del director anteriormente citado, las escenas humorísticas cobran bastante importancia. Si algo hay que destacar de su labor, gracias también al trabajo de su director de fotografía, es toda la parte final con los aventureros siendo perseguidos en el desierto por indios y militares mejicanos

Técnicamente la película se beneficia de un presupuesto bastante decente y superior a la media en este tipo de producto Europeo (el productor, Euan Lloyd, también intervino en “Shalako” y la película fue distribuida por la Metro) lo que permite el rodaje en multitud de localizaciones y la correcta ambientación de la película.



La banda sonora es obra de Roy Budd, que había debutado el año anterior con “Soldado azul”, y está compuesta por un tema principal cuyo comienzo recuerda a otros temas clásicos y que se repite con distintos arreglos (uno en especial de corte jazzístico a lo Bacharach que acompaña a las escenas de amor no demasiado afortunado para mí), otro de inspiración mejicana y otros bastante buenos que se utilizan correctamente para reforzar las escenas de acción.

Por lo que respecta a las interpretaciones cabe señalar que la película se apoya en los dos actores principales y en la relación de camaradería, más propia de los westerns clásicos, existente entre ellos. Y es en ese aspecto, junto con alguna escena de acción, cuando el film funciona mejor, con un expansivo y ya maduro Yul Brynner como el caradura pero simpático pistolero y un sobrio y contenido Richard Crenna como el sheriff amante de la ley y de la justicia, hombres enfrentados pero que se ayudarán e incluso se salvarán la vida uno al otro sin pedir nada a cambio y sin darle demasiada importancia. Junto a ellos un adusto Leonard Nimoy, ya famoso por su intervención en “Star Treck”, como Miller un pistolero que se caracteriza por llevar al cinto un winchester recortado (arma que popularizó Steve McQueen en la serie “Wanted”) y que a la postre tendrá menos relevancia de la que yo esperaba. Además dos actrices, en una clara evolución del rol femenino en el western, que interpretan a mujeres de carácter fuerte e independiente, por un lado Daliah Lavi (“Dos semanas en otra ciudad”, “Lord Jim”) como Rosita la escasamente fiable amante de Catlow, y por el otro Jo Ann Pflug como Christina la sobrina del general mejicano de la que se enamorará el sheriff Cowan y que es presentada por su primo como “una mujer demasiado lista, demasiado rica, demasiado hermosa y con opiniones propias” a lo que ella responde, “Dios nos ha dado la facultad de pensar”. En cuanto el cupo español (la película se rodó en Tabernas) está representado por un joven Julián Mateos (volvería a trabajar con Yul Brynner en “El regreso de los siete magníficos”), José Nieto en el papel del general mejicano amante de las rosas y Ángel del Pozo como un oficial enamorado de Christina del que tampoco se vuelve a saber nada cuando todo daba a entender que tendría algún tipo de roce con Cowan.



Película, en definitiva, desenfadada y agradable de ver con la que creo se puede pasar un buen rato siempre que nos olvidemos de los giros y las incoherencias en el guión.

Por último, señalaros que tengo el DVD editado por Diver House Films con buena imagen y aceptable sonido.

PUNTUACIÓN:

HISTORIA: 5
AMBIENTACIÓN: 7
DIRECCIÓN: 5
ACTORES: 7
MÚSICA: 6

 MEDIA: 6

4 comentarios:

Julio_Alberto dijo...

Nueva reseña de Jesús, y sin la subida del IVA, para que veaís lo bien que os tratamos...

maltese dijo...

Ja, ja, ja....
Estoy de acuerdo con Jesus, pelicula entretenida y correcta, pero sin nada destacable...

pritt dijo...

En el cupo español que nombras al final de la reseña no nombras al actor Victor Israel, que por el contrario si lo tienes puesto en el reparto de la ficha de la peli. La pelicula me entretuvo pero tampoco es nada del otro mundo, coincido contigo, un 6.

Diego Blasco dijo...

Salud.
Sólo pude ver unos minutos de la peli mientras la emitían en la TV,la verlab es que me pareció tan flojilla como cualquier otro spaguetti western. Se notaba que estaba filmada en algún pueblo andaluz puesto que en las fachadas se podían ver línea a eléctrica a y canalones de uralita. En lo alto de un cerro aparecían ruinas de un castillo árabe, algo improbable en Méjico