miércoles, 21 de julio de 2010

Stephen Boyd

Actor británico (Irlanda del Norte 1931-California 1977) cuyo verdadero nombre era William Millar.

Nacido en una familia humilde, muy pronto se inclinó por la interpretación participando siendo un niño tanto en obras teatrales como en seriales radiofónicos. A mediados de los cuarenta y con tan sólo quince años emigra a Canadá y a comienzos de los cincuenta intenta abrirse camino, sin éxito, en Hollywood por lo que decidirá regresar al Reino Unido. Su debut en el cine se produjo en la película de época de 1954 “Lilacs in the Spring” con un decadente Errol Flyn como protagonista; a ésta le siguieron, entre otras, “El hombre que nunca existió” (1956) un drama bélico dirigido por Ronald Neame en el que encarnó a un espía irlandés y le emparejó con Gloria Grahame o “Seven waves away” (1957) coproducción británica-estadounidense protagonizada por Tyrone Power que, por fin, le abrió las puertas de Hollywood.


Una vez instalado en los Estados Unidos intervendrá en películas realizadas por directores de la talla de Robert Rossen (“Una isla al sol”), Henry King (“El vengador sin piedad”, western con Gregory Peck), Henry Hathaway (“La mujer obsesionada”, típico melodrama protagonizado por Susan Hayward) y Jean Negulesco (“Mujeres frente al amor”).


Su gran oportunidad le llegó cuando William Wyler le llamó para que interpretase a Messala en la superproducción, basada en el libro del general de la Unión Lewis Wallace, Ben–Hur, film que, protagonizado por Charlton Heston, obtuvo once Oscars aunque él, a pesar de su gran interpretación por la que consiguió el Globo de Oro, no lo ganó.


Pero su carrera, a pesar de intervenir hasta mediados de los sesenta en varias películas interesantes como “La caída del Imperio Romano” (1964) dirigida por Anthony Mann en los estudios que Samuel Bronston tenía en España o “Viaje alucinante” (1966) de Richard Fleischer en la que trabajó con Raquel Welch, no terminó de despegar. En este sentido cabe señalar su mala suerte ya que se pensó en él como primera opción para encarnar a James Bond en Dr No, personaje que convertiría en estrella a Sean Connery, y que al final, por los continuos retrasos, tuvo que renunciar al papel de Marco Antonio que terminaría interpretando Richard Burton en la superproducción dirigida por Joseph Mankiewicz “Cleopatra”.


A finales de los sesenta comienza a trabajar con más asiduidad en Europa buscando el estrellato que se le había negado en Hollywood y en 1968 tiene lugar su primera aparición en un eurowestern, “Shalako” dirigido por Edward Dmytryck en el que interpretó un rol negativo y tuvo como compañeros de reparto a Sean Connery y Brigitte Bardot. Desde esta fecha intervendrá en otros cuatro eurowesterns más, siendo su última aparición en este subgénero en un film alemán de 1976, “Masacre en Condor Pass”, junto a Hardy Kruger.


Durante los años setenta y hasta el momento de su repentina muerte por un ataque al corazón mientras jugaba al golf, trabajará con frecuencia tanto en Europa, con directores como Mario Girolami o Nieves Conde con el que hizo tres películas, como en EEUU en producciones de bajo presupuesto, claro ejemplo de su decadencia.


Filmografía en SW:


1968.- Shalako
1971.- Ana Caulder
1973.- Los cuatro de Fort Apache
1973.- Un hombre llamado Noon
1976.- Masacre en Condor Pass

5 comentarios:

Anónimo dijo...

El papel de Ben-Hur era suyo, pero cuando el Heston hizo las pruebas, todo el equipo decidio que este seria el protagonista, dejandole como consuelo el papel que finalmente interpreto. Saludos. Dax.

Belane dijo...

Muy bien, Dax! A mí hubiese gustado que hiciese James Bond. Es más creíble que un tipo como Stephen Boyd ligue con tantas mujeres bellas que Connery. Por lo menos para mí. Aunque alguien crea que digo una herejía, a lo mejor, no sé...Y de Marco Antonio también lo veo, pero claro, supongo por el influjo de Messala. Es un papel espectacular. Qué pena no le dieran el Óscar.
No he tenido ocasión de verlo en Spaghetti...Buscaré alguna!!

Anónimo dijo...

Es que la presencia del Heston, si apartamos sus ideales, en este tipo de peliculas tipo peplum, era impresionante... pero imaginate como hubiera cambiado la carrera de uno y otro... como cuando el Gregory Peck le dijo no a "Solo ante el peligro". Saludos. Dax.

Raquel Salamanca dijo...

Es el hombre mas guapo que he visto en mi vida, escandalosamente masculino, es increible....

Anónimo dijo...

Guapo, si muy guapo. Pero para mi el mas guapo del mundo Paul Newman. Desde que vi a Stephen en Ben-Hur le cogí tabta manía que me alegré de su papel en el Oscar.