martes, 6 de julio de 2010

LOS BUITRES CAVARÁN TU FOSA


Los Buitres Cavaran tu fosa
Italia/España
1971
Director: Juan Bosch.
Reparto: Craig Hill, Fernando Sancho, Maria Pia Conte, Frank Braña, Domenique Broschero, Ivano Staccioli, Raf Baldassarre, Gaspar 'Indio' González, Angel Aranda, Joaquin Diaz, Antonio Molino Rojo, Carlos Ronda, Juan Torres, Jose Antonio Amor, Fernando de Miragaya, Lorena Montiel
Guión: Juan Bosch, Lou Carrigan, Roberto Gianviti
Fotografía: Giancarlo Ferrando
Música: Bruno Nicolai


Juan Bosch, bajo el seudónimo de John Wood (nombre que utilizaba normalmente para firmar sus westerns), dirigió este, para mí, muy aburrido spaghetti coproducido entre España e Italia en 1971.

La Wells Fargo con el objeto de acabar con las bandas que asaltan las diligencias ha creado un cuerpo especial de agentes que en la práctica son como cazadores de recompensas con licencia para matar. Jess Sullivan es uno de éstos que pretende llegar hasta el cabecilla de la banda más peligrosa, Glen Kovacks, a través de su hermanastro Ben, un delincuente al que libera de prisión. El problema surgirá con la aparición en escena de Pancho Corrales, otro agente especial, que les sigue los pasos y pretende hacerse con la recompensa ofrecida por ambos hermanos.

Aunque me parece una película fallida y bastante tediosa, creo que es de agradecer este intento por parte del director de, en un momento de máximo apogeo del spaghetti paródico, mantener la seriedad en este subgénero y de ofrecernos una película un tanto oscura en la que los principales personajes, que son los buitres a los que alude el muy bien escogido título de la película, se mueven por su codicia (recordemos que este animal es símbolo de la avaricia y del excesivo apego a lo mundano). Así Jess, hasta que se revelen sus verdaderas motivaciones, parece que persigue a Ben por la recompensa, éste tras escapar de Jess chantajea a sus antiguos socios para que le entreguen una fuerte suma de dinero, mientras que Corrales utiliza su reciente estrenado nombramiento para dar caza a los dos hermanos no por hacer cumplir la ley sino con el objeto de cobrar el dinero que ofrecen por ellos.

Otra cuestión apuntada por la película que me resultó bastante interesante es la determinante y diferente influencia de las relaciones amorosas en dos de los principales personajes. Así Jess, que arrastra un pasado doloroso ya que su mujer fue asesinada por Glen, se ha convertido en un ser violento cuyo único fin es vengar el asesinato de su esposa; mientras que Ben encontrará en el amor de Susan la posibilidad de redimirse de su vida anterior.

No obstante el problema, para mí, es que estas cuestiones apenas están esbozadas en un guión obra del propio Bosch, del autor de novelas del oeste Lou Carrigan y de Roberto Gianviti demasiado esquemático que no profundiza en estas interesantes aspectos y que resulta demasiado simple (gran parte del film, que me recordó a spaghettis ya vistos como por ejemplo “Corre Cuchillo…corre”, se limita a que Jess busca a Ben, consigue detenerle, se le escapa, le persigue, le vuelve a detener y vuelta a empezar). Además la dirección de Juan Bosch (que ya había llevado a la gran pantalla una novela de Carrigan) me pareció un tanto desmañada y sin fuerza, no levantando el vuelo ni tan siquiera en las escenas de tiroteos que carecen de la espectacularidad propia de este tipo de secuencias.

A todo esto hay que añadir el limitadísimo presupuesto con el que se contó para poner en pie la película y que, creo, explica el desafortunado inicio en el que se cuentan los atracos que estaba sufriendo la Wells Fargo a través de unas viñetas.

Por el contrario, y como aspecto positivo, el film cuenta con una sólida banda sonora de Bruno Nicolai compuesta por un buen tema principal y otro muy interesante de corte más melancólico que subraya el estado de ánimo del protagonista, además de los típicos incidentales.

También hay que destacar la labor de los actores, sobre todo de Craig Hill (actor norteamericano que llegó a trabajar con Ford, Mankiewicz o Wyler) que está realmente bien como Jess, transmitiendo, cuando el guión y la dirección se lo permiten, toda la amargura, tristeza y cansancio de su personaje, un hombre que ha sufrido una transformación radical y en el que se aprecia que no se siente a gusto consigo mismo. Estupendo está también Fernando Sancho como Pancho Corrales el amoral, cruel y sádico (tortura a Ben con un alambre de espino) agente de la Wells Fargo que se vale de su cargo para satisfacer su codicia. Junto a ellos no desentonan el jienense Ángel Aranda en el rol de Ben un delincuente con dos caras, una amable que le sirve para enamorar a Susan y otra violenta como muestra con Corrales en la escena del río o cuando intenta matar a sangre fría a Jess; la guapa María Pia Conte como Susan que conseguirá, gracias a su amor, redimir a Ben y el habitual Frank Braña, con un papel de mayor importancia en comparación con los que le había visto hasta ahora, como Glen Kovaks el jefe de los bandidos y hermanastro de Ben al que le hace chantaje emocional (en un momento dado le dice a su hermano: “Si he empezado a matar lo hice por ti”).

En definitiva un spaghetti del montón que apuntaba aspectos interesantes y que hubiera mejorado mucho si se hubiera dado mayor importancia a los sentimientos de los personajes y a las relaciones que surgen entre ellos, con un presupuesto más digno y con escenas de acción mejor planificadas.


PUNTUACIÓN:

HISTORIA: 3
AMBIENTACIÓN: 4
DIRECCIÓN: 4
ACTORES: 6
MÚSICA: 6

MEDIA: 4,6


Reseña Adicional 

6 comentarios:

pritt dijo...

Ya la he conseguido para verla, pero por lo que cuentas no me voy a hacer muchas ilusiones en esta pelicula.

maltese dijo...

Mejor no te hagas ninguna ilusión, Pritt.... es mala, mala xd, xd, xd

Jesús dijo...

Muy flojita Pritt (como señalo en el comentario apunta muchas cosas pero se queda en la superficie), pero creo que es interesante para conocer el género el hecho de ver este tipo de películas.

Julio_Alberto dijo...

Hombre, si, no es una gran película.
Pero creo que hay que situarla en su contexto, saber que había poco dinero y pocos medios.
Personalmente, me parece que tiene algo de merito.
Por lo pronto no se une al grupo de parodias, que ya empezaba a estar en su apogeo por aquellos años, y ya es algo...

maltese dijo...

Julio Alberto dijo:
"Por lo pronto no se une al grupo de parodias, que ya empezaba a estar en su apogeo por aquellos años, y ya es algo..."
En esto te doy toda la razón....
En cuanto al poco dinero y los pocos medios, no tanto, pues hay muchos spaghettis mas dignos y con igual o menor presupuesto....

Julio_Alberto dijo...

Hombre, no se exactamente las cifras, pero solo tienes que mirar las películas para ver que habia poco no, poquisimo dinero.
Por normal general, pasado los años, los directores españoles de aquella epoca se quejan de eso, de que mientras que los italianos rodaban con pasta, ellos tenían que sacarse adelante sus películas con 2 duros, y claro, ahora las comparas y se nota mucho.
Y yo creo que, salvo un par de titulos, el presupuesto del que disponían era ridiculo.
No se a quien le leí hace tiempo que el nivel del presupuesto de la media de la producción española estaba en el presupuesto de las de Fidani en italia, así que si queremos comparar sería con las del él...