jueves, 10 de febrero de 2011

Luis Dávila


Actor nacido en Argentina (1927 Buenos Aires-1998 Buenos Aires) cuyo verdadero nombre era Héctor Carmelo González Ferrantino.

De vocación temprana por la interpretación, comenzó su carrera en el mundo del teatro para en 1952 debutar en el cine con “El baldío” dirigido Carlos Rinaldi en el que coincidió con Jorge Rigaud, otro actor argentino que desarrolló gran parte de su carrera en Europa y apareció en un buen número de euro westerns, ese mismo año, y todavía con su nombre original, repitió con Rinaldi en “Vigilantes y ladrones”.

Hasta comienzos de los sesenta rueda más de 15 películas en su tierra natal, interviniendo solamente en 1955 en seis y especializándose en papeles de galán como las dos películas en las que compartió cartel con la estrella del género musical Lolita Torres (“Novia para dos” de 1956 y “La hermosa mentira” dos años más tarde).

Con el inicio de la década de los sesenta decide trasladarse a Europa y ya en 1962 aparece en el largometraje dirigido por Juan Bosch “Bahía de Palma”, una comedia con Arturo Fernández, la sueca Elke Sommer y el gran cómico Cassen.

Pronto se convertirá en un habitual del cine europeo gracias al apogeo del denominado cine de género y a la proliferación de las coproducciones. Así se le podrá ver en “Marc Mato agente S. 077” (1965), típica película de espías nacida a la sombra del éxito de la serie de James Bond que le emparejó con Perla Cristal (otra argentina con numerosos títulos en Europa), repitiendo en este género al año siguiente en “S 077 Operación relámpago”, cuyo título es claramente deudor de uno de la serie Bond. También participará en filmes de aventuras como “Los tigres de Mompracén” (1970) basada en el personaje de Sandokan creado por Emilio Salgari o “El arquero de Sherwood” (1971) película que volvió a reunir a la pareja Ferroni-Gemma fuera del ámbito del spaghetti; thrillers como “El crimen también juega” (1969) con Laurence Harvey y Ann Margret, la notable “Un tranquilo lugar para matar” (1970) también conocida por “Una droga llamada Helen” dirigida por Umberto Lenzi con la otrora estrella norteamericana Carroll Baker y Jean Sorel o “Coartada en disco rojo” dirigida en 1972 por Tulio Demicheli con George Hilton y Fernando Rey; largometrajes bélicos como “Comandos” (1968) con el también norteamericano Aldo Ray o “El largo día del águila” que dirigida en 1969 por Enzo G. Castellari contó, entre otros, con un decadente Van Johnson, Frederick Strafford y Paco Rabal; películas pertenecientes al género fantástico y de terror como “La venganza de la momia” típico producto de Paul Naschy dirigido por Carlos Aured en 1973; y, por supuesto, euro westerns, debutando en este subgénero junto a Alex Nicol con “Relevo para un pistolero” (1964) uno de los pocos grabados en blanco y negro, para participar hasta 1972 en siete más, cuatro de ellos producidos por los hermanos Balcázar.

También intervino en dramas de carácter más íntimo como “Zampo y yo” dirigida por Luis Lucía en 1966 con, de nuevo, Fernando Rey y una debutante Ana Belén o las típicas comedias desarrollistas como “Verano 1970” (1969) con, entre otros, Juanjo Menéndez, Diana Lorys y Saza o “Las amigas” también de ese año interpretada por Sonia Bruno, Teresa Gimpera y Julia Gutiérrez Caba, ambas dirigidas por Pedro Lazaga.

A finales de los setenta, y en plena decadencia, regresa a su país en donde protagonizará varias series para televisión pero un dramático accidente en Chile que le provocó graves problemas de movilidad le retiraría del mundo de la interpretación y sus últimos años los viviría prácticamente olvidado.

En 1998 fallecía de un fallo cardiorrespiratorio en el Sanatorio Santa Isabel de Buenos Aires antes de poder recibir el premio Podestá otorgado por la Asociación Argentina de Actores.


Filmografía SW

1964.- Relevo para un pistolero
1965.- Tumba para un forajido
1965.- ¡Viva Carrancho!
1965.- Doc, manos de plata
1966.- Dinamita Jim
1969.- Sin aliento
1970.- Mátalo
1972.- El desafío de Pancho Villa