lunes, 21 de marzo de 2011

TUMBA PARA UN FORAJIDO

Tumba para un forajido
1965
España
Director: José Luis Madrid
Reparto:  Luis Dávila, Miguel de la Riva, Marta Flores, Jose Rubio, Marta Flores, Indio Gonzales, Angel Lombarte, Francisco Nieto, Emilio González, Antonio Jiménez Escribano, Patricia Lorán, Luis Induni
Guión: Antonio G. Escribano, Jose Luis Madrid
Fotografía: Julio Pérez de Rozas
Música: Federico Martínez Tudó


Western de producción exclusivamente española dirigido en 1965 por José Luis Madrid un artesano que además de director también fue guionista e, incluso, productor, y rodó, en régimen de coproducción, otros dos eurowesterns durante 1966: “La venganza de Clark Harrison”, que no he visto, y, la superior para mí ,“La balada de Johnny Ringo” con el ex Tarzán Lex Barker, de gran fama en ese momento al protagonizar una serie de películas basadas en libros de Karl May rodadas en Yugoslavia y con producción alemana.


Creo que estamos ante un western mediterráneo curioso ya que es de los pocos que cuenta con una fotografía en blanco y negro (recordemos dentro de los escasos ejemplos el ya comentado en este blog “La tumba del pistolero” de Amando de Ossorio, “Relevo de un pistolero” curiosamente también protagonizado por Luis Dávila o “Kid Rodelo”) y en él, J. L. Madrid, con un lenguaje más cercano al western clásico, relata con, para mí, escasa fortuna el inevitable y dramático enfrentamiento entre dos hermanos situados a distinto lado de la ley, típico tema profundamente tratado con mejores resultados por el western americano en filmes, por citar algunos ejemplos, como “Horizontes del Oeste” (Budd Boeticher, 1952), “La ley de los fuertes” (Rudolph Mate, 1956) o “Más rápido que el viento” (Robert Parrish, 1958).

La película está estructurada en tres partes claramente diferenciadas:


-Un prólogo, que para mí es de lo poco salvable del film, en el que aparece bellamente fotografiada Fraga (Huesca), lugar en el que se rodaron los exteriores y en el que vemos a Frank, sheriff de Cumber City, buscar a su hermano, Johnny, que forma parte de la banda de un temible bandolero mejicano apodado “El Zurdo”, con el objeto de que vea a su padre antes de morir. Es sin duda la parte más cuidada desde el punto de vista formal y en la misma me pareció que, incluso, se rinde un homenaje a “Centauros del desierto” a través de un plano en el que vemos a Luis Dávila trastear con la manta del caballo y mirar al frente igual que lo hiciera John Wayne en la obra cumbre de John Ford.


-La parte central, en la que a través de un largo flashback, sin duda para mí la peor parte de la película, conoceremos cuáles fueron las razones que llevaron a Johnny a convertirse en un fuera de la ley. Así contemplaremos a un díscolo e impulsivo Johnny enamorado de una mujer de turbio pasado (se casó con tan sólo dieciséis años con un pistolero de la banda de Jesse James que, al descubrirla en Cumber City, la rapta y se la lleva a su guarida) y veremos como, tras una serie de desafortunados acontecimientos, termina asesinando a un hombre, robando el dinero del saloon y buscando refugio en la guarida del bandolero mejicano.


-Un epílogo, totalmente fallido al carecer de la carga dramática que requería, en el que se producirá el aniquilamiento por parte de los soldados de la banda de forajidos y el inevitable enfrentamiento fraterno.


Pocos aspectos positivos pueden resaltarse en esta película que contó con un presupuesto paupérrimo (los interiores, sobre todo del saloon, que se rodaron en los estudios de Ignacio F. Iquino, quedan bastante cutres y falsos), una dirección sin imaginación y carente de nervio narrativo e intensidad dramática y un tópico guión obra de J. L. Madrid junto con Antonio Jiménez escribano (un actor secundario que tan sólo intervino en dos guiones) con situaciones rocambolescas y diálogos pretendidamente dramáticos que provocan el sonrojo.


A ello hay que añadir una desafortunada banda sonora compuesta por Federico Martínez Tudó con un tema principal, de influencia jazzísticas, muy poco apropiado y otros temas incidentales realmente insoportables, sobre todo el que suena en la escena del enfrentamiento entre el ejército y la banda de “El Zurdo”, bastante pesado, que termina por cargarse una secuencia mal rodada, o el que se aprecia en la persecución a la carreta de los soldados, variación del anterior, con un tono festivalero que no viene a cuento.


Por lo que respecta a los actores, al frente del reparto se encuentra el argentino Luis Dávila, para mí de lo poco salvable, un actor al que le sentaban bastante bien los revólveres y el sombrero, que intenta en la medida de lo posible, poco al estar los personajes escasamente perfilados, dotar de una cierta hondura a Frank el hermano honrado, sensato y trabajador que al ser nombrado sheriff de Cumber City se debatirá moralmente entre el cariño que siente por su hermano y la obligación de apresarlo. Miguel de la Riva (actor que utilizó en numerosas ocasiones el seudónimo de Michael Rivers) interpreta con sus limitaciones habituales a Johnny, el díscolo, consentido e impulsivo hermano de Frank y protagoniza algunas peleas que parecen de patio de colegio; mientras que Luis Induni, en una colaboración especial, cambia su habitual estrella de sheriff por un uniforme azul pero se muestra igual de inexpresivo.

En definitiva un pésimo y rutinario eurowestern realizado con un escasísimo presupuesto y, lo que es peor, sin ningún tipo de inspiración por lo que se me hizo bastante aburrido a pesar de su escasa duración (alrededor de 70 minutos).


PUNTUACIÓN:  

HISTORIA: 2
AMBIENTACIÓN: 2
DIRECCIÓN: 2
ACTORES: 3
MÚSICA: 1

 
MEDIA: 2

5 comentarios:

pedroboso dijo...

Hola Jesús/Julio Alberto

Soy un amante del cine en general, y del SW en particular;y fiel seguidor de vuestro magnífico blog, pero hasta ahora no me había decidido a participar. Topé con el hace varios meses, mientras buscaba información de una peli. Desde entonces os sigo y he añadido a mis favoritos.

Mi dvdteca (no se si se escribe así) va creciendo poco a poco y antes de comprar alguna de SW, consulto antes vuestras reseñas y críticas, así como los comentarios de los participantes. Me habeis servido de gran ayuda, muchas veces buscando joyas que desconocía o no comprando "basuras" que no merece la pena ni visionar.

Lamentablemente, mucha gente opina que el SW es un cine de baja calidad, del que solo se salva la estupenda trilogía de Sergio Leone con Clint Eastwood de protagonista. Evidentemente todos los que nos gusta el SW, no estamos de acuerdo y sabemos que el género va mucho más alla de sólo 3 películas.

Podría citar muchos directores, pero nombraré a Corbucci y Castellari, y películas grandiosas como "Keoma" con una banda sonora y tema principal impresionante (oiga, no todo va a ser Morricone, je,je), o "El gran silencio" o "Django". La lista es interminable, pero gracias a vosotros he aprendido algo (o mucho) más, de nuestro amado género.

Iré participando en el blog, en la medida en que crea que puedo aportar algo interesante al post vigente.

En la entrada anterior, decir que Maltese, apuntó y disparó bien, ya que la última peli de Bruce Lee fue "Juego con la muerte". Hay que añadir que esa peli (y perdón, por alejarme del SW), pasó a la Historia, no sólo por ser su obra póstuma, sino por el combate a muerte entre Lee y un gigante de color de 2,18 metros de altura, que no era otro que Lew Alcindor, más conocido, tras convertirse al Islam, como Kareem Abdul-Jabbar. Estrella indiscutible de los Angeles Lakers de la NBA durante la década de los 80. Kareem era íntimo amigo de Lee, y accedió a rodar la escena, sin permiso de su equipo de la NBA, por temor a una lesión.

Perdonad por el "rollo" y la extensión de mi comentario, intentaré ser más breve en futuras intervenciones.

Gracias por el blog, creo que hace mucha falta, y un saludo a los creadores y seguidores del mismo.

Pedroboso

Julio_Alberto dijo...

Bienvenido al 800, Pedro.
Muchas gracías por tus palabras, como ya he repetido en muchas ocasiones, es bueno saber que tanto curro vale para algo, y es que ya con que solo una persona le encuentre utilidad al 800 yo personalmente me doy por sumamente recompensado.

Un gran saludo, y no te cortes a la hora de comentar todo lo que quieras y con toda la extensión que necesites, para eso estamos por aquí, para conocer opiniones de contra más gente mejor.

Jesús dijo...

Bienvenido Pedro. Me alegro de que te hayan sido de utilidad nuestros comentarios en los que, al fin y al cabo, tan sólo damos nuestra opinión personal de las películas que vemos; por lo que, como dice Julio, no te cortes y comenta todo lo que quieras, tanto si estás de acuerdo con nuestras opiniones como si no.

pedroboso dijo...

Muchas gracias a los dos, por vuestras amables palabras.

Acabo de hacer un comentario en la reseña de la peli "Vamos a matar, compañeros" de Corbucci. Es una entrada del año pasado, pero se planteó una cuestión y he creido oportuno contestar e intentar ayudar. Espero haber hecho bien.

En cuanto a la peli de esta entrada, no la he visto ni la tengo en mi colección, por lo tanto poco puedo opinar, pero a tenor de la crítica de Jesús, no me dan muchas ganas de verla.

Saludos

Scotty dijo...

Hola!. Soy fan de este género, a veces denostado pero con una gran personalidad que lo desmarca del western clásico americano. La spelícula de Joaquín L. Romero Marchent me parece ogras maestras. Nunca ovidaré El sabor de la venganza o Tres hombres buenos, por ejemplo.

Estupendop blog del que me hago seguidor.

Te espero por el mío y espero que te guste.

Nos leemos...