jueves, 26 de mayo de 2011

DINAMITA JIM

Dinamita Jim
1966
España-Italia
Director: Alfonso Balcázar
Reparto: Luis Dávila, Fernando Sancho, Rosalba Neri, Aldo Sambrell, Maria Pia Conte, Manuel Muniz, Marcello Selbie, Osvaldo Genazzani, Miguel de la Riva, Carlos Miguel Solá, Adalberto Rossetti, Jack Rocha, Victor Israel, José María Caffarel, Oscar Carreras, José Castillo Escalona, Joaquín Diaz, Gaspar 'Indio' González, Amparo L. Rubio, Giovanni Ivan Scratuglia, Charito Vallés 
Guión: Alfonso Balcázar, José Antonio de la Loma, Mario Pasca, Alberto Liberati 
Fotografía: Victor Monreal
Música: Nico Fidenco


Típica coproducción italo-española de la productora de los hermanos Balcázar de 1966, uno de los años más prolíficos de esta compañía ya que durante el mismo se estrenaron catorce películas de su factoría, la mitad de ellas spaghettis. En esta ocasión contaron con la participación de la italiana Lux Film, que también coprodujo al año siguiente “Clint el Solitario” (ya comentada en este blog), con el objeto de beneficiarse de la nueva política de subvenciones del gobierno que primaba la participación de capital extranjero en los largometrajes.






Durante la Guerra de Secesión, un jugador llamado Jim Farrell al ser confundido con un agente del ejército nordista se verá involucrado en una peligrosa misión consistente en transportar 500.000 dólares en oro por más de 500 millas de territorio sudista (desde Los Álamos hasta territorio kiowa). Su situación se agravará al ser perseguido el cargamento no sólo por el ejército del sur sino también por ser codiciado por un bandido mejicano, Pablo Reyes, y por un pistolero llamado Slate contratado por el avaricioso banquero inicialmente implicado en la operación.


Película que cuenta con un tono paródico (ya los títulos de crédito con unos dibujos un tanto naif y un tema cantado propio de una comedia desarrollista de los años sesenta no presagian nada bueno) y en la que abundan, sobre todo al principio, escenas cómicas, tanto típicas de las denominadas comedias de enredo, a las que les falta algo de chispa, como ocurre en la presentación del héroe al que vemos a la vez con dos damas cada una esperándole en distinta habitación mientras vienen a pedirle explicaciones sus indignados maridos, como del cine cómico al perseguir nuestro héroe en paños menores a un mejicano mientras suenan, igual que ocurría en las proyecciones mudas, las notas de un piano. Incluso hay una pelea bufa en una sauna que se podría considerar un claro antecedente del tipo de spaghetti que se impondría en la década siguiente con el éxito de “Le llamaban Trinidad”.






A pesar de que dichas escenas no terminan de funcionar, básicamente por la escasa pericia del director para la comedia, para mí lo peor es que, tras un comienzo prometedor en el que se plantea rápidamente la trama y nos hacen creer que vamos a ver una película de itinerario con el héroe sorteando mil peligros mientras trasporta el oro, el largometraje se estanca en el pueblo de Los Álamos con escenas absurdas (la representación de los mejicanos como si fueran un circo ambulante) o de relleno que no aportan nada a la trama e impiden un desarrollo mínimo de la historia, con lo que el film se me hizo muy pesado pese a su corta duración (no llega a los noventa minutos). Y a esto hay que añadir una parte final en la que, como si tuvieran mucha prisa por terminar, todo se precipita con un doble enfrentamiento: un tiroteo torpemente rodado entre los soldados sudistas y los pistoleros comandados por Slate y una pelea encima del carro que transporta el oro entre Jim, al que todavía no sé por qué le apodan Dinamita ya que no muestra ningún interés por ella, y Sebastián.


La banda sonora fue compuesta por Nico Fidenco y cuenta, como señale en un párrafo anterior, con un tema principal de corte cómico cantado por I Cantores Moderni que me pareció grotesco, mientras que el resto de temas, incluido el también reseñado del piano, son muy flojos.


Como aspectos positivos señalaría el trabajo como director de fotografía de Víctor Monreal que sabe sacar partido a los escasos exteriores rodados, como era habitual en los largometrajes de esta productora, en Fraga (Huesca); así como una serie de ideas que serían desarrolladas más tarde en otros westerns, como la atípica presencia de un circo en el Far-West (idea retomada por Giuseppe Colizzi para “La colina de las botas”, tercera parte de las andanzas de Cat Stevens y Hutch Bessy que cuenta con su correspondiente reseña en este blog) o el hecho de que el oro se transporte en un ataúd (tema desarrollado al año siguiente por Sergio Corbucci en la estupenda “Los despiadados”, película también comentada).





Por lo que respecta a los actores, a Luis Dávila, quizás por sus antecedentes como galán en el cine argentino, se le ve bastante cómodo en el papel de Dinamita Jim un elegante, educado y mujeriego jugador de póker, personaje en la línea de los héroes de las películas de espías tan en boga en ese momento gracias a la serie de James Bond. Rosalba Neri, que siempre supone una gratificante presencia, da vida a Margarita, el contacto nordista de Jim en Los Álamos. Fernando Sancho vuelve a interpretar con su convicción habitual a un bandolero mejicano caracterizado por su incontinencia verbal. En el rol de Lupita, su novia mejicana, nos encontramos con María Pía Conte a pesar de que físicamente no da el tipo. Y Aldo Sambrell presta su siniestro semblante al pistolero Slate. En papeles secundarios pude reconocer a Manuel Muñiz “Pajarito” y a Víctor Israel, de nuevo como recepcionista del hotel del pueblo. Todos ellos me hicieron un poco más llevadera la película.





Tengo el DVD comercializado por Creative World Promotions con un sonido pasable y una imagen excesivamente oscura por lo que las escenas nocturnas se ven con dificultad; además, no sé si será sólo en mi copia, parte de los títulos de crédito están cortados. En cuanto a los extras, sólo cuenta con la ficha artística y una galería de imágenes que se ven mientras suena el, para mí, insufrible tema principal.


En definitiva un spaghetti intranscendente y olvidable, de esos que se hacían en serie para relleno de los programas dobles, y que sólo recomiendo para aquellos a los que les guste mucho el western paródico.


PUNTUACIÓN:

HISTORIA: 3.
AMBIENTACIÓN: 4
DIRECCIÓN: 2
ACTORES: 5
MÚSICA: 1

MEDIA: 3

4 comentarios:

pritt dijo...

Coincido contigo, es un western humorístico que se deja ver y que no destaca en nada, aunque no es de lo peor de los hermanos Balcazar. Por lo menos hay momentos simpatiquillos como cuando el protagonista tiene que escapar de los maridos de sus amantes, como bien dices en la reseña.

pritt dijo...

Soy yo de nuevo, quería daros la enhorabuena porque acabo de ver que con este spaghetti western llevais ya 250 BALAS RESEÑADAS POR AHORA..., o al menos eso mismo teneis públicado, con lo cuál os sigo animando para que podamos leer muchas más reseñas y demás articulos relacionados con el spaghetti western.

Julio_Alberto dijo...

Gracias pritt.
Aunque son 251 realmente.
A llegar a las 300 lo dejamos...jeje.

Jesús dijo...

Muchas gracias pritt.