domingo, 2 de diciembre de 2007

Joaquin Luis Romero Marchent

Joaquín Luis Romero Marchent (Madrid, España, 26 de agosto de 1921) es posiblemente el primer director español que dirigió westerns en España, así que podemos decir que es el precursor de lo que después se llamó el spaghetti western, junto con Sergio Leone, claro.
Aunque si le preguntamos al propio Romero Marchent, fue él el que se inventó el subgénero, pero eso ya es para otro tema. Su hermano Rafael también dirigió spaghettis.

Entre el 55 y el 62 dirigió cuatro películas del Coyote, nuestra visión del Zorro a la española, que no son realmente westerns, pero se acercan bastantes al genero.
En el 63 nos presenta "Tres hombres buenos" y "El sabor de la venganza", que ya si podemos decir que son los inicios de los spaghetti westerns.
En el 64 crea su mejor película, "Antes llega la muerte".
En los siguientes años rueda un puñado mas de películas del genero, aunque ya el nivel es algo menor, abandonando el genero en el 67.
Como colofón, en el 71 rueda una historia de terror ambientada en el oeste, que no se sabe bien si es SW o no, pero que ahí está.

Hay que indicar que pese a ser de los primeros de rodar las llamadas película "del oeste" en España, su forma de rodar era mas cercana a los clásicos americanos que a Leone. Pero se merece su parte de gloria en nuestro amado genero.

ACTUALIZACIÓN: El 17-8-2012 moría en Madrid a los 91 años.

Filmografia SW:

* 1955 - El Coyote
* 1955 - La justicia del Coyote
* 1961 - La venganza del Zorro
* 1962 - Cabalgando hacia la muerte (L'ombra di Zorro)
* 1963 - Tres hombres buenos 
* 1963 - El sabor de la venganza (I tre spietati)
* 1964 - Antes llega la muerte (I sette del Texas)

* 1965 - Aventuras del oeste (Sette ore di fuoco)
* 1965 - La muerte cumple condena (Cento mila dollari per Lassiter)
* 1966 - El aventurero de Guaynas (Gringo, getta il fucile)
* 1967 - Fedra West (Io non perdono... uccido)
* 1971 - Condenados a vivir
(Cut Throats Nine)


Entrevista y biografia






3 comentarios:

Jesús dijo...

En relación con Joaquín Romero Marchent te comento que el otro día me “equivoqué” (buscaba “Antes llega la muerte” que por lo que has escrito debe estar muy bien) y compré “El sabor de la venganza” que me ha gustado mucho, quizás porque despide aromas a western clásico de serie b por todos sus poros (lo de serie b es sólo por el presupuesto).

Creo que nos encontramos con un guión estupendo (aunque se podía haber ahondado un poco más en la psicología de los personajes y sus conflictos, principalmente en el caso del protagonista); unos magníficos diálogos, sobre todo los que giran en torno a la ley, la justicia, la venganza y el odio; una sobresaliente dirección (la presentación de los hijos una vez que han crecido es sensacional, ya que con una sola toma sabemos cual es el carácter de cada uno: el reflexivo y estudioso, el pendenciero y bravucón y el trabajador que dirige el rancho; la escena final es maravillosa y desgarradora, con esa madre que se da cuenta de las consecuencias de haber educado a sus hijos en el odio; precioso como filma el paso del tiempo con la madre llevando las flores a la tumba de su marido…); el tema principal es fabuloso y me recordó a bandas sonoras de pelis del oeste clásicas a lo Bernstein.

En cuanto a los actores, me parecieron bastante flojos el protagonista (Richard Harrison) y su hermano mayor; me gustaron mucho más el hermano pendenciero (creo que se llama Claudio Undari) y la actriz que hace de madre, y, por supuesto, Fernando Sancho que se sale en el papel más cómico como mexicano vivaracho que, no obstante, arrastra un trágico pasado.

En fin, que me ha parecido una peli bastante buena que hubiera mejorado con otro protagonista, con más presupuesto y cuidando un poco algunos detalles (el montaje a veces es un tanto descuidado, como en la escena del ataque al rancho en la que aparece la madre con sus hijos en el porche, para a continuación estar de rodillas en el interior de la casa con un bandido dentro).

Por cierto, la versión que he comprado de Impulso está editada un poco chapuceramente porque no permite apreciar totalmente determinados planos cuando los personajes se encuentran situados en las esquinas, qué se le va a hacer.

Supongo Julio Alberto que la habrás visto, pero si no es así, y aunque soy un neófito, te la recomiendo vivamente.

Julio_Alberto dijo...

Hola, Jesús:

Si, la he visto.
Estoy muy de acuerdo con todo tu comentario sobre la película.
Eso si, la tengo bajada de una pagina, así que no se como es el DvD de Impulso, aunque algo había oido de que era de muy mala calidad, y con algún otro corte.

El actor que dices que está mejor como hermano si, es Claudio Undari, aunque normalmente en los spaghetti se le conoce como Robert Hundar.

Y si te ha gustado esta, te recomiendo encarecidamente que te hagas con "Antes llega la muerte", que es del mismo estilo, pero muchisimo mejor.
Es considerado el mejor western por los especialistas.

Un saludo, y me alegra mucho de ver que te estan gustando las películas, que no me gustaría que nadie se gastara dinero y despues se sintiera muy defraudado teniendo yo la "culpa".

Jesús dijo...

Julio por aquí te dejo otro comentario sobre una peli de Joaquín, en este caso "La muerte cumple condena". Otra peli para mí muy recomendable.

Película dirigida por Joaquín Luís Romero Marchent en 1966 que cuenta con un estupendo prólogo: dos vaqueros perseguidos y agotados cabalgan por el desierto, el más retrasado, que está herido, cae y llama a su compañero que regresa y coge un maletín dejándole abandonado al ver a sus perseguidores, el herido haciendo un esfuerzo dispara sobre el otro, alcanzándole en la espalda, y se desmaya. Tras los títulos de crédito vemos que el tiempo ha pasado y que el vaquero que escapó, postrado en una silla de ruedas por el disparo de su compañero, se ha convertido con el dinero robado contenido en el maletín en un tiránico terrateniente y se ha apoderado de la mayoría de los ranchos, explotando a sus antiguos propietarios gracias a que tiene la llave de la distribución del agua. Hasta allí llegará un enigmático pistolero, Lassiter, que le exigirá 2.000 dólares a cambio de la información sobre el paradero de su antiguo camarada que ha cumplido ya su condena. A partir de ese momento se desarrolla una original historia de venganza en la que nada es lo que parece.

Romero Marchent dirige esta interesante película con la pericia y elegancia en él habituales y a pesar de que la peli es de 1966, es decir ya se había producido el boom leoniano, se mantiene fiel a sus modelos: los westerns clásicos estadounidenses de serie b, a los que creo en muchos casos supera. Pienso sinceramente, tras haber visto ocho spaghettis de los Marchent, que tanto él como su hermano están infravalorados y se merecerían un mayor reconocimiento del que tienen.

La película se beneficia además de un buen guión de Sergio Donati (responsable entre otros de los guiones de “El halcón y la presa” y “Cara a cara”) en el que destacan unos estupendos diálogos (mucho más cuidados de lo habitual en este subgénero), unos personajes bien perfilados así como las relaciones entre ellos (incluso en el caso de los secundarios), y un ligero tono de comedia. En su debe, no obstante, hay que señalar el excesivo protagonismo, en un comienzo algo dubitativo, de dos niños que me llegaron a estomagar y el personaje femenino que, para mí, está metido con calzador.

De la calidad de la fotografía de Rafael Pacheco y Fulvio Testi no puedo hablar porque la copia que he visto me parece que es la que en su día vendió Impulso y está totalmente quemada en buena parte de su metraje.

Respecto a la banda sonora, obra de Marcello Giombini, me parece que sin ser lo mejor de la peli está muy bien utilizada, sobre todo un tema de corte cómico que suena cuando aparece el personaje de Lassiter.

Por lo que respecta a los actores, me sorprendió gratamente Robert Hundar en un papel bastante diferente de los que le he visto hasta ahora, el del cínico chantajista Lassiter. Junto a él dos grandes veteranos que bordan sus personajes: Jesús Puente interpreta al pistolero abandonado por su compañero deseoso de venganza y José Bódalo es el despótico e inválido cacique ex compañero de éste. Además aparecen habituales del género como Roberto Camardiel en un papel básicamente cómico, Luigi Pistilli en el de un pistolero caracterizado por su dandismo, Francisco Sanz en el rol de un médico borracho o Aldo Sambrell con su típico papel de pistolero.

En definitiva me parece una peli superior a la media del género tanto por la exquisita labor en la dirección de Joaquín Luís como por el cuidado guión de Donati.