jueves, 4 de junio de 2009

CONDENADOS A VIVIR


Condenados a vivir (Cut Throats Nine )
1971
España
Director: Joaquín L. Romero Marchent
Reparto: Robert Hundar, Emma Cohen, Alberto Dalbés, Antonio Iranzo, Manuel Tejada, Ricardo Dà­az, José Manuel Martín, Carlos Romero Marchent, Rafael Hernández, Eduardo Calvo, Lorenzo Robledo, Emilio Rodrà­guez,Tomas Ares, Francisco Nieto, Antonio Padilla, Simón Arriaga, Juan Antonio Elices, Mabel Karr, Dan van Husen
Fotografía : Luis Cuadrado
Guión: Joaquin Romero Marchent, Santiago Moncada
Música : Carmelo Alonso Bernaola
Espectadores: 330.686


Un grupo de presos es transportados en una carreta por unos soldados. La diligencia es asaltada en el camino por unos forajidos pensando que el contenido de la carreta es oro extraído de la mina en la que los presos son obligados a cumplir condena con trabajos forzados. Después de matar a todos los soldados, los forajidos desbocan los caballos, haciendo que al final la carreta se estrelle con los condenados dentro.




Entre los presos se encontraba camuflado el sargento Brown y su propia hija.
Pese a no tener carreta, Brown obliga a los presos a comenzar el camino hacia Fort Bravo a pie y encadenados, aunque para ello tendrán que pasar por las montañas nevadas, con pocas provisiones y con el frío como principal enemigo.



Cuando ya el director J.L. Romero Marchent llevaba muchos años sin acercarse al western como realizador (si había participado en otras películas en roles diferentes) ya que su ultimo trabajo en el mismo era la también curiosa "Fedra West" del años 1967, se decidió a poner en pié "Condenados a vivir".



Estamos sin duda antes una historia que se pasea entre la frontera del spaghetti western y otros géneros, como el terror, el suspense, o cualquier otro termino que se le quiera poner.
Al guión que esbozaba en el prologo, hay que añadirle algunos apuntes. Como el que realmente la misión del sargento no es llevar a los presos a Fort Bravo, sino los grilletes que les unen por los pies, ya que están forjados con el oro de la mina. En el momento en que los presos son conscientes de esto, la película toma un camino aún más fascinante. Otro de los puntos alto de la trama es que el sargento Brow sabe que uno de los presos que le acompañan mató a su mujer en la mina, pero por desgracia no sabe cual de los seis es, con lo cual no durará a la primera oportunidad en acabar con ellos, logrando así venganza.



La película se abre con un buen monologo del propio Brow, en el que aparte de decirnos que ha logrado por fin salir de la mina en la que tan malos momentos ha vivido, nos presenta a los presos, con su nombre, sus crímenes y sus condenas. Esto nos sirve para ponernos en aviso de que posiblemente estamos ante un grupo de individuos de la peor calaña, como a lo largo del visionado iremos comprobando. Eso si, tampoco el sargento Brow se queda atrás, demostrando que es un hombre lleno de odio, tanto que hasta a los ojos de su propia hija acaba apareciendo como un ogro. Y es que la hija del sargento, solitario personaje femenino que aparece en la película (si no tenemos en cuenta los flashbacks), es realmente el único personaje que podemos decir que es bueno, aunque a lo largo del tortuoso camino, hasta la propia chica irá cambiando. Cuando los presos matan a su padre y la violan, ella se mantiene al lado del grupo. Pese a que pudiéramos pensar que lo hace por los sentimientos que empieza a desarrollar hacía uno de los criminales, realmente la muchacha se mantiene cerca para poder comprobar como uno a uno van muriendo mientras se matan entre ellos y poder vengarse, como vemos en un memorable final.




Rodada en los pirineos de Huesca, con bastante nieve, nieve verdadera, y que seguramente sería una condena para el equipo de la película por las altas temperaturas. La verdad es que pese a ser en general una película con localizaciones muy abiertas, Romero Marchent logra un ambiente bastante claustrofobico y sobre todo muy paranoico. Por medio de abundantes flashbacks a lo largo de la película vamos terminando de recomponer las piezas de las historias de los personajes, tanto del sargento como de los presos. Aunque sin duda si por algo es recordada la película es por sus momentos de sangre y violencia explicita, tanto de disparos como de cortes, degollamientos, tripas que salen y cosas de ese tipo. Vistas ahora realmente tampoco es que esas escenas sean para tanto, y creo que esta película es mucho más que esas partes gore. En un rápido visionado seguramente eso es lo que más sobresale, pero donde reside realmente la grandeza de esta cinta es en ese grupo de pervesos personajes que luchan por sobrevivir, pero luchan contra la montaña, contra los demás, y también contra ellos mismos.




Pese a todos los intentos por sobrevivir de los personajes, el director no tiene concesión con nadie en la película, llevándose por delante a todos. Y es que si a su propio hermano (Carlos Romero Marchent) le rompe la pierna en los primeros minutos, le hace sufrir en una dura travesía, lo ahoga hasta la muerte, lo pasea todavía más por las montañas ya muerto, para terminar quemandolo, si eso es lo que le hace al personaje de su hermano, ¿que podrían esperar los demás?.
Hasta el supuesto protagonista de la historia, el sargento Brow, sufre una pronta y sobre todo dolorosa muerte, por culpa en parte de su hija, haciendo aún mas cruel el momento.



Robert Hundar actúa muy bien en esta cinta con uno de sus mejores papeles en el spaghetti wester como es este Sargento Brow, un hombre atormentado y que solo se mantiene vivo por su hija, la guapa Emna Cohen. Aunque en honor a la verdad, casi todo el reparto, formado por muchos habituales españoles, están en general a un nivel muy alto.




Autentica rareza, "Condenados a vivir" es una esplendida película, de producción eminentemente española, con mucha fama en el resto del mundo, aunque bastante desconocida en España. Ya es hora de darle el sitio que se merece. Eso si, a la hora de verla, olvidese de Leone y disfrute de esta joya hispana, obra maestra del western patrio.

PUNTUACIÓN:

HISTORIA: 10
AMBIENTACIÓN: 10
DIRECCIÓN: 10
ACTORES: 8
MUSICA: 7

MEDIA: 9











17 comentarios:

cerebrin dijo...

Una muy buena película, pero como te comente por privado, inferior a "Antes llega la muerte" y "El sabor de la venganza", para mi las masters pieces de Joaquín. Y no será por que la película no posee elementos para igualar o incluso superar a estas (aunque, todo sea dicho, el argumento se puede ver como una actualización del de "Antes llega la muerte" debido a sus muchos puntos en común), pero Romero Marchent se basa antes en el efectismo que en buscar las posibilidades dramáticas de la historia, justo al contrario que en las otras dos cintas aludidas.

Con todo, tiene momentos realmente memorables como la escena de la resurrección del personaje de Hundar, un coqueteo con el cine fantástico similar al que había hecho su hermano años antes en "Manos torpes" (no en vano, coguionizada por Joaquín).

Pedro Pereira dijo...

Não sou fan do Marchent, mas tenho muitas ganas de ver este filme!

Pedro Pereira dijo...

Al final he logrado asistir a esta peculiar película. Mi a gustado mucho, in mi opinión el mejor dirigido por Marchent.

Anónimo dijo...

Lo más curioso de esta peli son las escenas dignas de cualquier peli gore (por ejemplo, el apuñalamiento con salida de intestinos incluida)o violentas, tan curiosas, como innecesarias... esto le va más al Jesús Franco. La historia eso sí es original, y los actores cumplen. Saludos. Dax.

Jesús dijo...

Julio, por fin he podido ver esta dura, violenta, brutal e inclasificable peli dirigida en 1972 por Joaquín Luis Romero Marchent que me ha gustado bastante y sobre la que coincido prácticamente en todo contigo.

Lo primero que me ha llamado la atención del film, como tú has comentado, es que se trata de un híbrido de varios géneros: aventuras (grupo heterogéneo de individuos enfrentados a todo tipo de calamidades), fantástico (escena de la resurrección de Brown ante un alucinado preso), terror (sangrientos asesinatos de la mujer del sargento o del posadero más propios de pelis de terror para adolescentes tipo “Viernes 13” o “Sé lo que hicisteis el último verano”) o suspense; por lo que tengo mis dudas de que podamos estar hablando de un spaghetti western, máxime teniendo en cuenta que el hecho de que se desarrolle en los EEUU durante el siglo XIX me parece anecdótico.

También me ha sorprendido la dirección de Joaquín Luis Romero Marchent muy alejada del clasicismo demostrado en “El sabor de la venganza” o en su famosa “Antes llega la muerte”, aunque con esta última comparte la importancia del paisaje como elemento dramático de primer orden (si en la primera, salvo en alguna escena aislada, se trataba del desierto en ésta nos encontramos con las montañas nevadas tan hostiles como el paisaje desértico). Sin duda, lo que más me ha gustado de su trabajo es que dota a la peli de una atmósfera malsana, aunque pienso que le sobran las escenas más truculentas y efectistas que rozan el gore y en las que se recrea buscando impresionar al espectador (el destripamiento de la mujer del sargento o el asesinato del posadero al que, tras haberle clavado un machete, le cuelgan con un gancho).

En cuanto al guión de Joaquín Romero y de Santiago Moncada cabe señalar que la peli, que tiene un comienzo sensacional con la voz en off del sargento con el objeto de explicarnos la situación y darnos a conocer a los distintos presos, cuenta con una estructura básicamente lineal pero con una serie de flashback, la mayoría muy interesantes, a través de los cuales nos van a aportar información sobre los personajes. En su debe hay que señalar que no termina de desarrollar ni las situaciones ni a los personajes que, por otra parte, salvo en el caso de la hija del sargento son negativos incluido Brown que se revelará como un ser sanguinario y brutal.

Por lo que respecta a los actores, Robert Hundar está realmente bien como Brown; mientras que Emma Cohen hace una gran interpretación como su hija que pagará muy cara su inocencia. Y les acompañan estupendamente los diferentes actores que interpretan a los presos: Manuel Tejada, Antonio Iranzo, Jose Manuel Martín o Carlos Romero Marchent (en su caso quizás porque tiene un breve papel).

Por cierto, creo que el autor de la música es Carmelo Bernaola y no Riz Ortolani.

Julio_Alberto dijo...

Jesús, tienes razón, el autor de la banda sonora es Carmelo Alonso Bernaola, no Riz Ortolani.
Gracias por decirmelo, y sobre todo por compartir tu opinión de la película con nosotros.
Un saludin.

Durango dijo...

Tenía mucha curiosidad por esta película por lo bien que la ponías Julio y, aunque al final no me parece para tanta nota que le has dado, sí que es una propuesta muy original y sobresaliente en muchos aspectos.

Lo mejor sin duda la ambientación. Se le saca mucho partido al entorno, cobnvirtiéndolo en una fuente constante de amenaza (aunque el verdadero peligro procede del interior del grupo, no del exterior). Está muy logrado el que, sin añadir más personajes que los propios supervivientes del carro, se consiga mantener la tensión constantemente. De hecho, cuando salen los forajidos son las peores escenas de la película y baja la intensidad.
También destacan las actuaciones. No conozco a ninguno de los actores españoles, pero todos los convictos están muy bien elegidos y resultan de lo más convincentes.

La dirección al principio me pareció horrorosa y el montaje nefasto. Toda la escena de la emboscada me pareció un pufo cómo está planteada y no se entiende la cosa muy bien, la verdad. Por suerte, en cuanto el carro descarrila el director le coge el pulso al film y mejora una barbaridad. Cuanto más reducido y claustrofóbico se vuelve el ambiente más suelto se ve al realizador.

El guión te da una de cal y otra de arena. En general es bastante bueno; mantiene el interés, tiene un gran desarrollo de personajes (muy acertado el uso de los flashbacks)y buenos diálogos. Aún así, hay algunas situaciones un poco estúpidas que requieren una alta suspensión de la incredulidad por parte del espectador: Todo lo de los forajidos que tienen sitiado al ejército (aunque un cuartel esté a pocos días y los forajidos no aparenten ser más que 3) está muy cogido por los pelos; lo de la cadena de oro queda guay y es un buen golpe de efecto, pero siendo el oro el material más maleable, creo que unas cadenas de ese material serían muy fáciles de romper (tampoco es que entienda mucho del tema, así que igual me equivoco); algunas formas de actuar de los convictos no se entienden muy bien en momentos concretos... ¿por qué le dan tanto margen de confianza al preso que cuida de la chica cuando se vuelve constantemente contra ellos? Si es porque le necesitan porque la cadena es muy pesada, que lo digan y ya está, quedaría todo más claro.

Las escenas gore y violentas me parece que quedan muy bien y le dan un halo malsano muy especial a la película. La crudeza de momentos como la violación o el ajusticiamiento de uno de los convictos no me pareció gratuita sino que sirve para definir a los personajes como los bastardos que son.

Hay que elogiar también que la historia no es muy predecible. A menudo me sorprendió por no seguir los patrones de lo que uno esperaría de este tipo de narración en plan presos fugados y da más de una sorpresa.
Lástima que desaprovechen la escena "sobrenatural" (muy cutre, se le podía haber sacado más partido) y que el final no esté a la altura de las expectativas, siendo un poco anticlimático.
En definitiva, sin ser una obra maestra, sí que es una propuesta original que, más allá de la extrema violencia que le habrá dado la fama, consigue contar una buena historia y sumergir al espectador en una atmósfera oscura y violenta.

Billiard dijo...

Poco puedo añadir a vuestros comentarios. A pesar de sus defectos me ha parecido una película muy interesante, intensa y con un clima muy conseguido.
Un saludo.

Anónimo dijo...

Pelicula interesante muy del tipo de cine de los años setenta que se hacia en españa de misterio-terror y alejada del maravilloso western, no obstante es entretenida pero discrepo un poco de la nota final que bajo mi punto de vista tendria que ser mas baja, un saludo del "rubio anonimo".

Anónimo dijo...

Donde puedo adquirir esta película en DVD y en español?

Anónimo dijo...

Excelente película.
Realmente parece un cuento de terror. La atmósfera es notable.
Gran guión.
Les agradezco, la he conocido por su recomendación.
GG.

Anónimo dijo...

Es una película muy curiosa. La verdad es que me decidí a verla principalmente porque está grabada en el Pirineo de Huesca, que es donde yo vivo. Y ciertamente que merece la pena ver esos paisajes nevados. Se trata de una historia original; obliga al espectador a estar alerta desde el principio. El comienzo del film es muy bueno, y el desarrollo que tiene la trama va aumentando progresivamente la tensión que se genera entre Brown y su hija por un lado, y los presidiarios por otro. El desenlace de la misma no es nada predecible, aunque debo confesar que me esperaba algo distinto. Pero es un final muy propio de las películas de J.R.M. Más que un SW parece un thriller psicológico, y la violencia explícita que enseña no es nada habitual en los 70, sobre todo en referencia a lo que se hacía en España. En resumen, una cinta más que aceptable que no debe ser vista con la predisposición de esperar un espaguetti, es otra cosa.

Emáleo dijo...

La vi hace unos pocos meses y era un peli q le tenia muchas ganas desde hacía años y lamentablemente para mí me llevé una decepción.Es muy correcto lo q dicen del clima q se genera, pero en términos generales no me parece tan bien dirigida (coincidiendo con Durango q las peores escenas son la de los forajidos), Como varios de uds., "antes lleva la muerte" y "El sabor de la venganza" me parecen las mejores de Joaquín L. Las escenas gore las detesto, me parecen innecesarias también como dicen uds. Y también coincido con uds. jajaja en q una de las mejores escenas es la de la "resurrección".
Evidentemente mucho no me gustó, pero les soy sicero cuando digo q al ver a cuántos sí les gusta, me dan ganas de darle una segunda oportunidad. Saludos.

Mario A. dijo...

Acabo de descubrir tu blog! Completamente de acuerdo con lo que dices. Pese a estar rodada en exteriores vastos e ilimitados, la sensación de angustia y opresión no nos abandonan en ningún momento.

Y también la música refuerza ese clima opresivo. Un peliculón, vamos.

Un saludo.

Igor Hernández Peña dijo...

Me encantó esta película, otra nueva propuesta de cómo debería hacerse el SW y que por desgracia no se siguió desarrollando.
Fantástica la ambientación en esos Pirineos nevados y nublados que realzan esa atmósfera dramática y dura de la peli. Y los actores unos fenómenos, yo destacaría a Alberto Dalbés "El Dandy", con esa mirada perversa y fría inteligencia de la que hace gala en toda la peli, y también Antonio Iranzo y su obsesión por desquitarse con el sargento y disfrutar de sus riquezas que lo tienen preso. Por cierto, el responsable de la banda sonora es Carmelo Bernaola, que fue capaz de componer la música de este SW... y el himno del Athletic de Bilbao, ¡lo que da de si el SW!

vartelli dijo...

no me gusta que mezclen demasiado gore,como si fuera terror,con mi amado spaghetti western,que es un género que no necesita esa cosa terrorifica barata.

Marco evrythingsallrigth dijo...

Buenisima, acabo de verla y me la pongo de nuevo !