miércoles, 31 de agosto de 2011

Armando Calvo

Actor español de origen portorriqueño (San Juan de Puerto Rico 1919-Méjico D.F. 1996) cuyo verdadero nombre era Armando Pascual Calvo Lespier.

Nacido en el seno de una familia de artistas, su padre Juan Calvo era actor al igual que su hermano Manuel, muy pronto, a la edad de cinco años, debutó en España con la obra teatral “Barro Pecador”; para, posteriormente, formar parte de la compañía de Rafael Rivelles y María Fernanda Ladrón de Guevara, convirtiéndose, poco después, en primer actor en la compañía del Teatro Español de Madrid.

Su debut en el cine tuvo lugar en 1939 con la comedia “El genio alegre”, a la que siguieron pequeñas colaboraciones en dos filmes italianos, su participación en “Goyescas” (1942) junto a Imperio Argentina y, sobre todo, el papel protagonista en la producción de gran éxito “Los últimos de Filipinas” (1945) en la que junto a un gran elenco, José Nieto, Fernando Rey, Manolo Morán y un joven Tony Leblanc, dio vida a uno de los defensores del fuerte de Baler.


En 1946 se traslada a Méjico en donde se convertirá en uno de los principales galanes de ese país, imagen de la que no pudo desencasillarse y que a la postre le afectaría negativamente. Así durante la década de los cuarenta compartirá protagonismos con las principales estrellas del subcontinente sudamericano como las mejicanas María Félix, Gloria Marín, Lilia del Valle y Elsa Aguirre, la argentina Libertad Lamarque o las cubanas Carmen Montejo y María Antonieta Pons.



A comienzos de la década de los cincuenta regresa a España para protagonizar éxitos como “Doña Francisquita” (1952) del gran director húngaro afincado en España Ladislao Vajda o “El último cuplé” (1957) película de Juan de Orduña a mayor gloria de Sara Montiel tras su regreso de Hollywood, al mismo tiempo que sigue trabajando en Méjico con estrellas de la talla de María Elena Marqués o Carmelita González.

Durante la década de los sesenta, ya ubicado en España, tendrá lugar su debut en las habituales coproducciones europeas tan abundantes durante esos años como “Mister X” (1967) o la adaptación del cómic italiano de culto “Satanik” (1968) ambas de Piero Vivarell. Es en esta década en la que comienza aparecer asiduamente en los westerns rodados en Europa, participando en total en once euro westerns desde 1963 hasta 1970.


A lo largo de la década de los setenta su trabajo en el cine disminuye destacando sus pequeñas colaboraciones en películas tan dispares como “La duda” (1972) adaptación de una novela de Benito Pérez Galdós realizada por Rafael Gil con Fernando Rey como protagonista, “Proceso a Jesús” (1974) de Sáenz de Heredia o la coproducción hispano-panameña-mejicana dirigida por René Cardona Jr. “Guayana, el crimen del siglo” que reunió a un gran elenco de actores en horas bajas como John Ireland, Joseph Cotten, Yvonne de Carlo, Stuart Whitman o Mel Ferrer; así como su aparición en la serie de gran éxito basada en la novela de Vicente Blasco Ibáñez “Cañas y barro” (1978)

A mediados de los años ochenta, y en plena decadencia, regresa a Méjico en donde encuentra refugio básicamente en las populares telenovelas de Televicentro y Televisa como “Rosa salvaje”, “Marimar” o “Carrusel”, para pasar los dos últimos años de su vida retirado del mundo de la interpretación y dedicado a la escritura y la pintura

Filmografía SW

1963.- “El capitán intrépido”
1965.- “Una tumba para el sheriff”
1966.- “Mestizo”
1967.- “Trampa para un forajido”
1967.- “Dos cruces en Danger Pass”
1967.- “Los cuatros salvajes
1968.- “Winchester, uno entre mil”
1968.- “Dos hombres van a morir”
1968.- “La hora del coraje”
1970.- “Vende la pistola y cómprate la tumba”

1 comentario:

Anónimo dijo...

GRANDE MAESTRO LO ADMIRO POR ESE TEMPLE DE ACTOR QUE TUVO