martes, 11 de mayo de 2010

LOS DESESPERADOS


Los Desesperados
1969
España/Italia
Director: Julio Buchs
Reparto: George Hilton, Ernest Borgnine, Alberto de Mendoza, Leo Anchóriz, Annabella Incontrera, Gustavo Rojo, Manuel de Blas, Manuel Miranda, José Manuel Martín, Antonio Pica, Andrea Aureli, Luis Barboo, Andrés Mejuto, Antonio Molino Rojo, Mary Paz Pondal, George Rigaud, Alfonso Rojas, Adalberto Rossetti, Dan van Husen, Lorenzo Robledo, Alfonso de la Vega, Jesus Aristo, Jose Guardiola, Alfredo San Tacruz, Claudio Trionfi, Adalberto Rossetti, Fernando Sanchez Polack, Tota Alba, Jose Riesgo, Rafael Hernandez, Charly Bravo.
Guión: Julio Buchs, Federico De Urrutia, Ugo Guerra, Jose Luis Martinez Molla
Fotografía: Francisco Sempere
Música: Gianni Ferrio


Interesante coproducción italo-española dirigida por Julio Busch en 1969 que traslada al mundo del spaghetti una tragedia de corte clásico.



SINOPSIS: En plena Guerra de Secesión, John Warner, un noble y valiente cabo confederado, decide desertar al enterarse de que su amante va a dar a luz. Al llegar al pueblo se encontrará con una epidemia de cólera y con la muerte de su amada. Además el padre de ella, un rico terrateniente mejicano llamado Don Pedro Sandoval que nunca aceptó la relación de éste con su hija, por despecho, le entregará a su hijo que, a pesar de los esfuerzos de John, morirá de hambre ante la falta de auxilio de los vecinos. A partir de ahí el protagonista se convertirá en un violento forajido que a su vez será perseguido por Sandoval el cual le profesa un odio visceral.



La película, que me ha parecido muy interesante, nos narra, como señalaba en el encabezamiento del comentario, una historia (coescrita, entre otros, por el propio Busch y Federico de Urrutia que también intervino en el guión de “Tierra de gigantes”, otra adaptación del mundo clásico) que presenta características propias de la tragedia griega ya que el noble Warner, en un mundo caótico (el cólera se ha extendido por la región),se enfrentará a una serie de acontecimientos tremendos, provocados en su mayoría por otros individuos, que le superarán y le conducirán inexorablemente a un final trágico, con lo que queda subrayada la idea de la fatalidad, de la imposibilidad de modificar su destino que, incluso, le impedirá acabar personalmente con su mayor enemigo. Durante este proceso el protagonista, un personaje inicialmente positivo (se enfrenta a un superior ante la posibilidad de que éste rematara a un herido), irá degenerando hasta transformarse en un sangriento y despreciable pistolero sin sentimientos (en este sentido cobran gran importancia las escenas que muestran su relación con las mujeres y su incapacidad para amar) que es consciente de su viaje sin retorno (claramente reflejado en su conversación con Sam en la que le confiesa que para él ya no hay solución).



Frente a Warner se encuentra Sandoval un rico, soberbio, despótico y vengativo hacendado mexicano incapaz de admitir la relación amorosa entre su hija y un miserable capataz que además la ha deshonrado (curiosa inversión de papeles en el que el personaje estadounidense es el pobre y el mejicano el poderoso) y será víctima de su propio código del honor. La complejidad del personaje queda puesta de manifiesto en la secuencia en la que llorando y ante el retrato de su hija muerta le dice: “Hija mía cuanto te he querido. Cuanto te quiero. No dejes que tu ausencia convierta en barro lo que construí en piedra. Y ahora que no volveré a verte, hija, déjame creer que me querías más que a él, ese bastardo que me robó a mi pequeña”.



Por lo que respecta a la notable dirección de Julio Busch lo que más me ha llamado la atención, aparte del sensacional final en la plaza de toros, es que se acerca a las escenas violentas, inusualmente para un spaghetti, con bastante pudor y evita recrearse en ellas, salvo en el efectista comienzo en el que vemos a un soldado azul rapiñar entre los muertos, no dudando en cortar el dedo a un soldado muerto para robarle el anillo o en arrancar una muela de oro a otro. Así rueda magníficamente un tiroteo en el que sólo se ven las armas y las manos que las disparan, el resultado de un duelo entre John y un hijo de Sandoval lo conocemos gracias a una magnífica elipsis y evita, en un gran final que me recordó a “Dos hombre y un destino”, que veamos cómo son masacrados el protagonista y su banda.

Sobre el reparto, también me ha llamado la atención que contara con un actor estadounidense para interpretar a un mejicano, en todo caso Ernest Borgnine está magnífico como el terrateniente Sandoval, un hombre cegado por su sed de venganza y que cuenta con un enorme poder (gracias a él un coronel mejicano ha sido nombrado gobernador). Su antiguo capataz, un paria cuyo único pecado ha consistido en enamorarse de la hija del poderoso señor y dejarla embarazada, está interpretado correctamente por George Hilton, aunque creo que este papel lo hubiera bordado Gianni Garko, un actor más consistente que Hilton, que ese mismo año interpretó extraordinariamente un rol similar en “El vengador del Sur”. Junto a ellos varios secundarios como Alberto Mendoza en, para mí, su mejor interpretación en un spaghetti de los que le he visto, como Lucky, un pícaro y mujeriego soldado que se une desde el primer momento a John; Leo Anchoriz como un lego (su presentación me recordó a la de Fray Tuck en Robin Hood) que también formara parte de la banda; Jose Manuel Martín un maniaco sexual y elemento más oscuro del grupo o Antonio Pica en el rol de Sam, amigo de John y quizás el único personaje positivo.



En cuanto a los aspectos que menos me han gustado, os puedo señalar:

La banda sonora de Gianni Ferrio que, sin ser mala, carece de un buen tema fácil de recordar.

El montaje un tanto abrupto entre distintas escenas, sobre todo una vez que le es entregado su hijo a John y hasta que culmina su venganza respecto a quienes no le ayudaron (quizás se deba a algún corte que haya sufrido la peli, pero no lo sé).

En definitiva creo que es una buena historia bastante bien contada que se eleva por encima de la media de los spaghettis.



PUNTUACIÓN:

HISTORIA: 8
AMBIENTACIÓN: 7
DIRECCIÓN: 8
ACTORES: 7
MÚSICA: 6

MEDIA: 7,2

7 comentarios:

Julio_Alberto dijo...

Nueva reseña de Jesús, tan buena como siempre, y sobre un director español, Julio Buchs.

maltese dijo...

Una película que me gustó mucho cuando la ví...muy digna y correcta y con un buen final en la plaza de toros. Y con la presencia del gran Borgnine!!
Buena reseña, Jesus

Jesús dijo...

Pues muchas gracias, y efectivamente, como dice Julio, es un gran spaghetti (en cuanto a estética y temática) dirigido por un español.

Lino dijo...

A mi tambien me gusto esta peli, coincido en que otro actor lo hubiera hecho mejor que George Hilton, que no me gusta nada.
Borgnine es uno de los mejores secundarios del western en general

Buena rewiew Zu... Jesus, perdon

:)

Jesús dijo...

Muchas gracias Lino, me has pillado.

Anónimo dijo...

Hola,
alguien que haya visto esta película me puede decir dónde la ha conseguido.
Tengo un conocido que aparece en ella de extra y está muy interesado en tenerla.
Muchas gracias.

anazekira@hotmail.com
Los desesperados 1969

Rudy dijo...

Hola vaqueros,dieron esta peli hace una semana en 13tv,la grabé y ayer la vi,me ha gustado y mucho ,coincido con todos menos lo de george hilton que para mi hace un trabajo mas que digno.el cambiamento que lleva el personaje no era nada facil.Una peli semidesconocida,para mi muy por encima de la media,saludos Rudy.