jueves, 1 de abril de 2010

El tren de las 3:10 (Western)



El tren de las 3:10 (3:10 to Yuma)
2007
USA
DIRECTOR James Mangold
REPARTO Russell Crowe, Christian Bale, Peter Fonda, Gretchen Mol, Ben Foster, Dallas Roberts, Vinessa Shaw, Logan Lerman, Alan Tudyk, Luce Rains, Chris Browning, Johnny Whitworth, Luke Wilson, Benjamin Petry
GUIÓN Halsted Welles, Michael Brandt, Derek Haas (Historia: Elmore Leonard)
MÚSICA Marco Beltrami
FOTOGRAFÍA Phedon Papamichael



SINOPSIS: Arizona, a finales de 1800. El ranchero Dan Evans (Christian Bale), con la esperanza de conseguir una recompensa que alivie sus penurias económicas y así salvar su rancho, decide colaborar en el traslado de un peligroso forajido recién capturado, Ben Wade (Russell Crowe). Dan, veterano del ejército de la Unión, deberá escoltar junto a otros hombres a Wade hasta un pueblo donde pasa el tren de las 3:10, que luego sigue hasta la prisión de Yuma. Pero la misión pronto se volverá muy violenta.



El western como genero, aunque muchos lo dan por muerto desde hace más de 40 años, no deja de volver y volver cada cierto tiempo.
En la ultima hornada de ese regreso, allá por el año 2007, un director como James Mangold, autor de esa oculta obra maestra llamada "CopLand" (1997), protagonizada por un impresionante Silvester Stallone, decide hacer un remake de una película del año 1957 del realizador Delmer Daves. Aquella película en blanco y negro, del mismo nombre, era un western de los llamados "psicológicos", aunque en su desenlace guarda algo de acción, claro.

A Mangold le atrajo sin duda la historia vista en el filme original, y no dudó en adaptarlo, y aunque respectó el cuerpo de la versión original, supo añadirle más elementos para agilizar el resultado final, haciéndolo más seductor para la audiencia moderna.
Y es que es lo que Mangold demuestra, a lo largo del visionado de la película, es un gran cariño hacia el western, sabiendo mantener las bases del propio genero.
Aunque eso era algo que ya uno puede descubrir si ya conoce "CopLand", que no es otra cosa que un western moderno.



"El tren de las 3:10" tuvo la suerte de poder rodarse de nuevo en el año 2007 con un presupuesto muy holgado, que se demuestra en una cuidada producción, y sobre todo en un reparto de verdaderas estrellas de Hollywood.


Russell Crowe encabeza el mismo con el papel del forajido Ben Wade, un pistolero rápido y letal que manda una banda de atracadores que no dudan en disparar a la primera. El actor nacido en Nueva Zelanda vuelve al western después de estar a las ordenes de Sam Raimi en "Rapida y Mortal" (1995). Su actuación es muy lograda, y teniendo en cuenta la dificultad que a lo largo del desarrollo de la trama tiene su personaje, él logra que sea más o menos creíble.

Pero sin duda, el autentico protagonista y quien se lleva los mejores elogios de parte de un servidor es Christian Bale por el papel de un perdedor que no duda en jugarselo todo a una carta.



Aunque puede ser que los más nostálgicos del western clásico no terminen de encontrarla a su antojo, creo que estamos ante un buen trabajo el realizado para lograr que un tipo de cine que, mal nos pese, no gusta al cinéfilo palomitero y moderno, por lo menos logre atraer y divertir a la mayoría para vender la película y hacer negocio, y deje a gusto a una minoría amante del western.
Ya se que seguramente muchos alegarán que este no es el western de antes. Pero tienen que entender que hacer cine de "antes" casi siempre es un suicidio laboral para el futuro.

PUNTUACIÓN: 7/10

7 comentarios:

Anónimo dijo...

Gran western que supera con creces a la anterior versión... y además de los dos protagonistas, no nos olvidemos de la gran labor del "malo". Saludos. Dax.

Jesús dijo...

Pues yo soy de los que, a pesar de que reconozco que esta versión está bien, prefiero la original de Delmer Daves.

Además no entendí la reacción final de Wade con sus hombres por haber hecho lo que tenían que hacer.

Del Sar dijo...

Julio, llevo desde k comenzaste con el blog leyendo tus acertados comentarios, pero nunca me he lanzado a darte mi opinión sobre ninguno (sniff), quizás porque siempre leo las entradas con bastante retraso o sencillamente x k no he visto las peliculas k comentas.
Bueno, no me enrrollo más. Voy al grano: Hace tiempo que no veo la versión de Daves (hará ya como cuatro años), pero recuerdo que el sabor de boca que me dejó fue muy grato.
No me ocurrió así con el remake de Mangold. Poco antes de haber ido a verla al cine, había visionado una peli de Morgan Freeman (creo que era "The Contract", pero no sé si era esa u otra) con un tema y un tratamiento muy similar al que hace Mangold con Ten past three to Yuma; el cambio sustancial entre las dos era la ambientación.
Con ello quiero decir que la versión de Mangold está más en la linea de una película de acción moderna que del western clásico.
Creo la forma de narrar la historia no remite, ni muchísimo menos, al filme de Daves indisolublemente.
Aún así, estamos ante una buena peli, que presenta, como bien has apuntado; mayor proyección en lado de la acción, de la violencia que en el psicológico.
El western ha sido, es y será una leyenda. Y todas las leyendas entienden de una época. La evolución (de involución hablarán algunos) del género marca el de la propia sociedad.

Un saludo. A Julio y a los demás blogueros
PD. Tendré que ver "Copland"

FDO. Del Sar

Julio_Alberto dijo...

Antes que nada, gracías a todos por comentar.

A mi parecer, los dos mayores aciertos de esta película son:

1º- Un guiño a los amantes del western de toda la vida.

2º- Que puede servir como iniciación para entrar en el western a un cinefilo joven, que por normal general nunca se molestaría en buscar y ver "una de vaqueros", pero que a lo mejor despúes de ver esta le entra el gusanillo por investigar.

Yo por lo menos le doy esos valores positivos.

Anónimo dijo...

No sólo al cinéfilo joven, todos los géneros evolucionan y vuelven a sus orígenes continuamente, como en ciclos, por eso sigue vivo... si nos anclamos en el pasado despreciando la labor de los que actualmente luchan por este género, esto se nos pudre. Yo creo que es uno de los problemas del W... pondré un ejemplo, el otro día ví "Vampiros" del maestro John Carpenter, y tiene más western que muchos títulos que se precian de ello. Westerns se hacen continuamente, pero quizás no en el contexto en que estamos habituados. Saludos. Dax.

Julio_Alberto dijo...

Es que "Vampiros" es un spaghettiwestern!!

http://nomecuenteselfinal.blogspot.com/2009/05/vampiros-de-john-carpenter.html

Christian Thomas dijo...

Estoy de acuerdo con que la nueva "tren de 3/10 a Yuma" es una buena película, sin embargo, como siempre los scores de los westerns americanos resultan olvidables, excepto unos pocos memorables. Yo me quedo con la música de los europeos, como Morricone.