martes, 30 de septiembre de 2008

José Luis Merino

José Luis Merino Boves (Madrid, 1927). Licenciado en Ciencias Sociales, nace en el seno de una familia con gran calado cinematográfico, ya que es hermano de los fallecidos Manuel Merino (1918 – 2001), uno de los mejores operadores de fotografía que ha conocido nuestro país, y Fernando Merino (1931 – 2006), realizador especializado en comedias, siendo tal vez su título más popular Los subdesarrollados (1968), seudo versión de Mortadelo y Filemón bajo guión de Alfonso Paso y José Luis Dibildos, protagonizada por Tony Leblanc, Alfredo Landa, Manolo Gómez Bur, Laura Valenzuela y Lina Morgan.

En 1947 se inicia en la profesión como ayudante de dirección, hasta que en 1958 le surge la oportunidad de estrenarse como realizador con Aquellos tiempo del cuplé, por cuyo guión había obtenido el premio del Sindicato Nacional del Espectáculo, y que codirige junto a Mateo Cano, con el que vuelve a formar tandem para su siguiente trabajo, El vagabundo y la estrella (1960), cinta protagonizada por el gran tenor canario Alfredo Krauss.

Tras varios títulos más, en 1967 dirige el spaghetti-western hispano-italiano Frontera al sur / Kitosch, l’uomo che veniva del Nord, primero de los cuatro títulos que rodará bajo tales parámetros genéricos - siempre y cuando no consideremos como tales a las distintas cintas que dedico al personaje de El Zorro -, entre los que encontramos un título maldito de nuestro cine por excelencia, Siete cabalgan hacia la muerte (1980), producido ya cuando este estilo se encontraba prácticamente olvidado, y cuyas premisas no pueden ser más interesantes, ya que según señala Carlos Aguilar en su Guía del cine “los siete referidos en el título se corresponden a sendos personajes, símbolo cada uno de los pecados Capitales”.

Es con la citada Frontera al sur con la que se produce el debut de José Luis en el entonces prolífico cine de subgéneros europeo, dentro del cual se desarrollaría la mayor parte de su carrera, la cual se concentra de forma principal entre 1967 y 1973, época esta en la que rueda la nada despreciable cifra de dieciocho títulos, la mayor de las veces en coproducción con Italia y bajo guiones propios, en estilos tan dispares como el referido western mediterráneo, el cine bélico, de aventuras y el fantástico, género este al cual pertenecen sus dos obras más destacables, Ivanna / Il castello dalle porte di fuoco (1971) y La orgía de los muertos / La orgia dei morti (1972), único título que dirigió bajo el sello de su propia productora, Petruka Films.

Artesano más que correcto, y en varias ocasiones incluso brillante, en 1990 rueda después de casi una década sin ponerse tras las cámaras Superagentes en Mallorca, un intento de resucitar ese cine de género al que había dedicado la mayor parte de su filmografía, en especial el denominado de euroespías, corriente a la ya había dedicado algún esfuerzo, caso de S.I.D. contra Kocesky / Colpo sensazionale al servizio del Sifar (1968). De olvidables resultados, pero de cierto encanto nostálgico, debido a su reparto conformado por un buen ramillete de actores característicos de aquella entrañable y añorada serie B española de la que Merino es uno de sus realizadores más reivindicables y polivalentes, supuso la despedida de este de la profesión, tras mas de cuarenta años de carrera y casi treinta películas como director a sus espaldas.

FILMOGRAFÍA EN EL GÉNERO

- Europa canta/ Per un pugno di canzoni (1966)
-Frontera al sur / Kitosch, l’uomo che veniva del Nord (1967)
-Réquiem para el gringo / Réquiem per un gringo (1968) *
-La muerte busca un hombre / Ancora dollari per i Mc Gregor (1971)
-Siete cabalgan hacia la muerte (1980)

* Algunas fuentes acreditan la (co)dirección de este título a Eugenio Martín, dato este más que dudoso.

José Luis Salvador Estébenez




3 comentarios:

Julio_Alberto dijo...

Hoy la entrada sobre el director la firma el amigo José Luis Salvador ( Cerebrin para los amigos).
Como no encontraba nada de este director en internet, le pedí algo de información a él, y me mandó esta pedazo de biografía.
Mil gracias, Cerebrin.

La abadía de Berzano dijo...

A tí,por darme la oportuidad de colaborar en tu estupendo blog. ;)

Anónimo dijo...

Sobre Frank Braña decirte que es buen amigo mío. Fué en un principio un extraordinario actor de doblaje. Posee una filmografía importante fruto de una dilatada carrera y decirte que actualmente, a sus 74 años, acude al gimnasio casi a diario... ¡UN EJEMPLO A SEGUIR!