lunes, 8 de octubre de 2012

TEX Y EL SEÑOR DE LOS ABISMOS

Tex y el señor de los abismos (Tex e il signore degli abissi )
1985
Italia
Director: Duccio Tessari
Reparto: Giuliano Gemma, William Berger, Carlo Mucari, Isabel Russinova, Peter Berling, Flavio Bucci, Aldo Sambrell, José Luis de Villalonga, Riccardo Petrazzi, Ricardo Palacios, Pietro Torrisi, Frank Braña, Giovanni L. Bonelli, Charly Bravo, Hugo Blanco
Guión: Gianfranco Clerici, Marcello Coscia, Dussio Tessari, Giorgio Bonelli, Selma Dell'Ollo, Gianni Galassi, Giovanni Luigi Bonelli
Fotografía: Pietro Morbidelli 
Musica: Gianni Ferrio

Producto anacrónico, en 1985 el euro western estaba muerto, en el que intervino la RAI italiana y fue concebido como un episodio piloto de lo que debería ser una serie nunca llevada a cabo por la escasa acogida que tuvo este filme.
El proyecto tenía por objeto llevar a la pequeña pantalla las aventuras de uno de los grandes héroes del cómic ambientado en el Salvaje Oeste, Tex Willer, creado por el gran guionista Gian Lulli Bonelli y el dibujante Aurelio Galleppini en 1948 y cuyas historias en la actualidad están siendo publicadas en España por Aleta Ediciones. Personaje que me resulta extraño no fuera llevado antes a la gran pantalla porque comparte varias de las características de los protagonistas de los spaghettis, con un pasado oscuro en el que el deseo de vengar a sus seres queridos jugó un papel fundamental o un sentido de la justicia que, a veces, le hace ignorar la Ley para actuar conforme a su propio código moral
SINOPSIS: El mítico Ranger Tex Willer, junto con sus inseparables compañeros Kit Carson y Tigre Jack, investiga por orden del jefe Marshall el robo de un cargamento de rifles en la frontera con México. En su investigación toparán con un complot para levantar en armas a las distintas tribus indias dirigido por “El señor de los abismos”, una especie de alquimista creador de un arma mortal capaz de momificar a los hombres.
El guión estructura la película en tres partes. Una pequeña introducción en la que se acentúa la dimensión mítica de Tex, así como el carácter fantástico de la aventura que vamos a disfrutar al afirmar un viejo indio que: “Poco a poco la historia se fue confundiendo con la leyenda. En una época perdida entre la magia y la realidad”. Mientras que las dos partes siguientes van a servir para ver a Tex en sus dos facetas.
Así, la segunda parte, de corta duración, nos presenta a Tex como jefe de los navajos, entre los que es conocido como Águila de la Noche, y recuerda en parte a la serie de películas rodadas en Yugoslavia con capital fundamentalmente alemán sobre los personajes creados por el escritor alemán Karl May, el valiente jefe de los apaches Winnetou y su hermano de sangre Old Shatterhand, en la que los indios llevan una vida apacible, en perfecta comunión con la naturaleza, tan sólo alterada por el malvado hombre blanco traficante de alcohol y armas; siendo Tex, en su papel de líder de la tribu, el encargado de acabar con los traficantes y restaurar la situación alterada. Mientras que en la tercera, la de mayor duración, nos encontramos con el Tex Ranger de Texas intentando recuperar, junto a sus fieles amigos, un cargamento de rifles. Esta parte del largometraje, desde postulados propios del western, va evolucionando hacia una película de aventuras en la línea de las de Indiana Jones, fundamentalmente en las escenas rodadas en el interior de la cueva, en la que los elementos mágico-fantásticos van cobrando cada vez más importancia. De hecho uno de los carteles de la película, como si se tratase de un filme de explotación, remite claramente al personaje creado por Steven Spilberg, del que ya se habían estrenado sus dos primeras entregas.



El largometraje, con elementos que en principio le hacían muy interesante, me ha defraudado, y no sólo al compararla con los tebeos que leí de niño, sino porque acusa excesivamente su origen televisivo y cuenta con una producción, entorno a los 36 millones de pesetas, que se antoja insuficiente, sobre todo para dar credibilidad a su parte final en el que los efectos visuales son muy pobres, y más para un producto realizado en 1985. Además el horroroso doblaje de la copia que he visto no le hace ningún favor.
Por otra parte, si Duccio Tessari , al que en el set de rodaje le llamaban Tex, me había acostumbrado en sus anteriores trabajos (los dos Ringos, “¡Viva la muerte tuya!”, e incluso, a pesar de su tono humorístico, “Vivos o preferiblemente muertos”) a películas intranscendentes pero formalmente bien acabadas, dinámicas y con un ritmo vivo por lo que eran sinónimo de entretenimiento, además de crear con el personaje de Ringo un prototipo de antihéroe elegante, más expansivo, simpático y de difícil olvido; en este caso nos despacha una película un tanto aburrida, con una dirección desmayada y poco briosa, con ciertos saltos en la narración, quizás porque se quieren contar demasiadas cosas, y con un héroe bastante desdibujado y carente de carisma. Por lo que tan sólo puedo destacar respecto a su labor dos tiroteos estupendamente rodados: el que tiene lugar en Presidio contra los hombres de Bedford y el localizado en una especie de pueblo abandonado que les enfrenta a la banda de El Dorado y resulta espectacular. Tiroteos que contrastan con la decepcionante batalla final en la guarida de los indios yaquis, rodada de forma más vulgar, y sobre todo con el doble enfrentamiento de Tex con El señor de los abismos y con El Dorado, demasiado simple y carente de espectacularidad.
El encargado de la banda sonora fue el veterano Gianni Ferrio (“Un dólar agujereado”, “Wanted, no soy un asesino”, “El desperado”) que compuso un bello tema principal, repetido a lo largo del filme, aunque creo que le hubiera ido mejor a varias escenas orquestadas por éste, como por ejemplo la del inicio del viaje de nuestros héroes, otro de carácter más épico. Más ajustado me pareció el de tono “spaghettero” que se identifica con la guarida en Sierra Encantada de los yaquis.
Uno de los mayores alicientes del filme lo constituye sin duda su reparto, al frente del cual encarnando al Ranger Tex Willer se encuentra en su último western Giuliano Gemma, cerrándose de esta forma el círculo de sus apariciones en este subgénero ya que su debut tuvo lugar veinte años antes con “Una pistola para Ringo” dirigida también por Tessari. En esta ocasión su presencia carece del magnetismo demostrado en su largo periplo por este género, quizás porque su personaje no está tan bien perfilado como otros interpretados en el pasado, por lo que lo más destacable es ver como a sus cuarenta y siete años se encontraba en plena forma física y era capaz de ofrecernos el despliegue de acrobacias, en especial saltos y volteretas, marca de la casa. Junto a él un magnífico y avejentado William Berger, uno de los actores más versátiles que pasaron por este subgénero que, para mí, nos ofreció sus mejores interpretaciones en trabajos como “Keoma” o “California”, encarna al maduro, gruñón y fumador empedernido Kit Carson, un veterano pistolero, gran amigo de nuestro héroe, conocido entre los indios como Cabello de Plata. Sin duda su interpretación constituye uno de los aspectos más destacables de la película. Y completando el trío de personajes positivos nos encontramos dando vida a Tigre Jack, el navajo hermano de sangre de Tex, al imperturbable e inexpresivo Carlo Mucari, actor que tan sólo aparecería en otro euro western (la desconocida para mí “Buck en las alturas”, enésima adaptación de “La llamada de lo salvaje” realizada, en esta ocasión, por Tonino Ricci y en la que coincidió de nuevo con Berger). Como antagonista, en un clamoroso error de casting puesto que no da el tipo como piel roja, aparece Flavio Bucci en el rol de Kanas, el jefe de los yaquis, tribu enemiga de los navajos; menos mal que para compensar el desequilibrio se contó con Aldo Sambrel que borda el papel del pérfido bandolero llamado El Dorado, principal rival del terceto protagonista. Mientras que el actor y novelista Peter Berling interpreta a El Morisco, un experto en el mundo sobrenatural de origen egipcio del que nuestros héroes, en una de las escenas más interesantes de corte fantástico, obtendrán información muy valiosa. Además constituye un aliciente añadido encontrarse con conocidos rostros, por los que inevitablemente había pasado el tiempo, como es el caso del recientemente fallecido Frank Braña haciendo de nuevo de villano en la que supuso su última aparición en un euro western, Ricardo Palacios (sin línea de diálogo), Hugo Blanco o Manuel Zarzo.
Como curiosidad respecto al reparto comentaros que el aristócrata y playboy José Luis de Villalonga cuenta con un pequeño papel como médico y que al propio Gian Lulli Bonelli le reservaron el papel del indio narrador de la historia que, como señale anteriormente, aparece al principio y al final de la película.
En definitiva, un nuevo intento fallido de trasladar al mundo del cine las aventuras de un héroe del cómic que supuso la, para mí, poco afortunada e injusta despedida en este género de unos de los iconos del mismo, Giuliano Gemma; además de poner de manifiesto que la época dorada del euro western había finalizado mucho tiempo atrás.

PUNTUACIÓN:


HISTORIA: 4
AMBIENTACIÓN: 3
DIRECCIÓN: 4
ACTORES: 5
MÚSICA: 5


MEDIA: 4,2

5 comentarios:

Rudy dijo...

Hola vaqueros,la peli serà mala como dice el jefe,pero los comics eran y son muy buenos,siempre que voy a mi pais(una vez al año)casi siempre me topo con uno para leerlo...saludos,Rudy.

Belane dijo...

Hola, Jesús. Has explicado muchas cosas. Muy bueno lo de que a Tessari le llamaban Tex en el rodaje.
¿Has visto la versión italiana? Me gustaría saber si hay más por el mercado.

A mí me parece una película, fuera de sus puntos débiles, con una atmósfera cuasi-quimérica, con un intento, como dices, de prolongar las ficciones de Karl May. De hecho, conforme iba leyendo la reseña lo iba asociando. Hace tiempo, cuando vi el film, no lo hubiera hecho, pero ahora que también sé algunas cosillas de Winnetou, me ha venido a la cabeza.
Según cuenta Giuliano, no había mucho presupuesto, y quizás la historia que eligieron de Tex no era la adecuada para enganchar a la gente. Una pena, como dices, que sea el cierre de Giuliano en el West (¡aunque ahora ha vuelto de manera virtual! Ver "Man Born Again") y la colaboración en el cine con Tessari.

De todas formas, tenía las expectativas tan bajas cuando la vi que no me pareció tan mala. Sé que a nuestros amigos portugueses les gusta y a mí eso me alegra enormemente.

Y acabo el rollo para felicitarte por la reseña. En un futuro pensaba hacer yo una, así que me encantaría, con tu permiso, poder enlazarla cuando llegue el momento.

Pablo H dijo...

La peli también me pareció flojita.
Por acá también se aprecian los cómics de Tex, Rudy.

Jesús dijo...

Hola Belane, muchas gracias por tu comentario. En España, que yo sepa, no ha salido a la venta en DVD esta película.Por supuesto que puedes utilizar esta reseña o cualquier otra que haya escrito cuando quieras.Un saludo

Pedro Pereira dijo...

Gosto muito da personagem. Tenho alguns livros embora não seja um coleccionador. Tenho pena que não se tenha feito uma série de telefilmes como estava previsto. Podia ter funcionado. Mas é claro que o timming não era já o ideal. Tenho o DVD brasileiro, é bom mas saí-me mais caro do que vale.

--
Pedro Pereira

http://por-um-punhado-de-euros.blogspot.com
http://destilo-odio.tumblr.com/