miércoles, 11 de mayo de 2011

Chuck Connors

Más conocido como “El hombre del rifle”, Kevin Joseph Aloysius Connors nació en el seno de una humilde familia de inmigrantes irlandeses en New York el 10 de abril de 1921.


Su gran altura (medía 197 centímetros) y sus capacidades atléticas le valieron una beca en una escuela secundaria privada y, más tarde, en la Universidad de Setton Hall en la que permanecería durante dos años hasta su alistamiento durante la Segunda Guerra Mundial en donde comenzó a jugar a baloncesto, deporte que, tras haber formado parte de los Boston Celtics, abandonó por el beisbol, su gran pasión, llegando a jugar para los Dodgers de Brooklyn.


Fue practicando este deporte en un equipo de Los Ángeles cuando un caza talentos de la MGM, a su vez fanático del beisbol, se fijó en él ofreciéndole un pequeño papel de policía (inicialmente iba a hacer de boxeador, pero el personaje terminó siendo interpretado por Aldo Ray) en la deliciosa comedia de George Cuckor “La impetuosa” (1952) pensada para la pareja Spencer Tracy-Katherine Hepburn. A esta le siguieron pequeñas intervenciones en largometrajes como la comedia ambientada en el mundo del deporte “Un conflicto en cada esquina” dirigida en 1953 por Michael Curtiz y protagonizada por John Wayne, el film de aventuras “Huracán de emociones” también de 1953 en donde conocerá a Burt Lancaster del que se convertirá en un gran amigo, o “Mi desconfiada esposa” alta comedia dirigida en 1957 por Vincente Minelli con Gregory Peck y Lauren Bacall; al mismo tiempo que se dejó ver en varias series de televisión (“Letter to Loretta” con Loretta Young, “La ley del revólver” , “Calibre 44” o “Caravana”).


1958 se convierte en su año clave ya que participa en el gran western de William Wyler “Horizontes de grandeza” con Gregory Peck, Jean Simmons y Charlton Heston, en el que interpreta al bravucón y cobarde hijo de Burl Ives; mientras que la ABC le ofrece el papel Lucas McCain, un colono de Nuevo Méjico que se esfuerza por educar a su hijo en un territorio hostil mientras trata de ayudar al sheriff de la zona, en la serie “El hombre del rifle” que se mantuvo en pantalla durante 168 episodios emitidos entre 1958 y 1963, participando en alguno de ellos como guionista y director Sam Pekinpah. Con esta serie se convertiría en una estrella, haciéndose inolvidable su imagen disparando desde la cadera un Winchester con una palanca más redondeada de lo habitual.


En los años sucesivos participa en films de gran éxito como “Mi amigo Flipper” que daría lugar a una serie de televisión o “Gerónimo” en el que dio vida al jefe de los apaches chiricauas, así como protagonizará, con desigual fortuna, otras tres series de televisión: “Arresto y juicio” (treinta episodios entre 1963 y 1964) junto a Ben Gazzara, “Marcado” (cuarenta y ocho episodios entre 1965 y 1966) también ambientada en el Oeste y en la que interpretaba a Jason McCord un capitán expulsado de West Point supuestamente por cobardía que se convertía en una especie de agente del gobierno y “Cowboy en África” (veintiséis episodios entre 1967 y 1968).
 
Es en 1968 cuando se produce su debut en el spaghetti western al protagonizar la notable película dirigida por Enzo G. Castellari “Mátalos y vuelve”, lástima que el resto de sus papeles en este género fueran menos interesantes.


Al igual que le ocurrió en el euro western y aunque durante los años setenta y ochenta no le faltó trabajo, sus apariciones tuvieron lugar en la mayoría de los casos en largometrajes realizados a uno y otro lado del Atlántico de escaso interés, entre los que podemos destacar “Látigo” de Burt Kennedy con James Garner, “Aterriza como puedas 2: la secuela”, “Soylent Green: Cuando el destino nos alcance” estupenda película de ciencia ficción dirigida por Richard Fleischer e interpretada por Charlton Heston y Edward G. Robinson o “Salmonberries” de Percy Adlon, realizada un año antes de su fallecimiento.


También se le pudo ver en numerosos telefilmes como “Texas train” dirigida por Burt Kennedy en 1988 y protagonizada por Richard Widmark y series de televisión como “Raíces” por la que estuvo nominado a un Emmy o “La rosa amarilla” junto a Cybill Shepperd, David Soul y Edward Albert.


En 1991 volvió a interpretar a Lucas McCain en la producción para televisión “The gambler returns” y en 1992 moría de una neumonía agravada por el cáncer de pulmón que padecía.


De la fama que alcanzó en vida da idea el hecho de que tenga desde 1985 su estrella en el Paseo de la Fama en Hollywood y desde 1991 una placa en el Cowboy Hall of Fame.


Como curiosidad comentaros que es uno de los doce deportistas que ha practicado profesionalmente el baloncesto y el beisbol.

Filmografía SW
1968.- “Mátalos y vuelve”.
1971.- “La quebrada del diablo”.
1972.- “El desafío de Pancho Villa”.
1981.- “Las mujeres de Jeremías”.


1 comentario:

pedroboso dijo...

Buen actor Chuck Connors, sobretodo en papel de villano, que con ese físico le venía al pelo.

He de mencionar, aunque no sea SW, la peli "Horizontes de grandeza". Un peliculón. El que no la tenga en su colección, ya está tardando..

Saludos a todos