viernes, 14 de enero de 2011

Alfredo Mayo



Actor de origen español (Barcelona 1911- Palma de Mallorca 1985) cuyo verdadero nombre era Alfredo Fernández Martínez que participó en más de ciento ochenta películas y series de televisión.

Tras estudiar tres años de medicina comenzará a interesarse por el mundo del teatro y entrará a formar parte de la compañía de Ernesto Vilches, un conocido empresario y actor que incluso actuó en Hollywood al comienzo del cine sonoro, personaje que será fundamental en la carrera de Alfredo ya que le dará la oportunidad de debutar en el cine en 1935 con el film “El ciento trece” junto a Luchy Soto, a la que siguió su participación en la coproducción hispano-portuguesa “Las tres gracias”.

Su incipiente carrera se verá truncada con el estallido de la Guerra Civil en la que participará con el grado de teniente en el cuerpo de aviación. Tras la contienda se convertirá en uno de los actores más populares de los años cuarenta y simbolizará como pocos los valores del Régimen en películas con un tono marcadamente propagandístico como “¡Harka!” (1940), “Escuadrilla”(1941) en ambas con Luchy Soto, “Raza” (1942) de J. L. Saenz de Heredia y guión del propio Francisco Franco bajo el seudónimo de Jaime de Andrade, “¡A mí la legión!” (1942) de Juan de Orduña y de nuevo con Luis Peña con el que había trabajado en ¡Harka! o “El santuario no se rinde” (1949).

En los años cincuenta seguirá trabajando a buen ritmo, pero en papeles secundarios, en todo tipo de largometrajes como “La leona de castilla” (1951) típica película histórica de CIFESA dirigida por Juan de Orduña, adaptaciones de obras de teatro como “El alcalde de Zalamea” (1953), “El último cuplé” dirigida en 1957 por Juan de Orduña a mayor gloria de Sara Montiel o “Quince bajo la lona” (1958) típico film de exaltación militar.

En los años sesenta, en plena decadencia y con España convertida en un plató internacional aprovechará para aparecer en algunas coproducciones como “55 días en Pekín” (1963) de Nicholas Ray o “Misión en Lisboa” (1965) de Tulio Demichelli. Pero será Carlos Saura el que le devolverá toda su popularidad con dos grandes películas “La caza” (1965) que obtuvo el Oso de Plata en Berlín y “Peppermint Frappe” (1967).

Durante las décadas de los setenta y ochenta trabajará incansablemente tanto en el cine con largometrajes como “El bosque del lobo” (1970) dirigida por Pedro Olea con J. L. López Vázquez como protagonista, “La letra escarlata” (1973) realizada por Wim Wenders y protagonizada por Senta Berger, “Patrimonio nacional” (1981) de L.G. Berlanga, “Bearn” (1983) dirigida por Jaime Chavarri con Fernando Rey o “Luces de bohemia” (1985) que le emparejó con Francisco Rabal y en el que encarnó al Marqués de Bradomín, como en televisión donde alcanzó un gran éxito con la adaptación de la novela de Vicente Blasco Ibáñez “Cañas y barro”.

Su debut en el eurowestern tuvo lugar en 1964 con “Los brutos en el Oeste” de Marino Girolami para aparecer hasta 1973 en siete spaghettis más.

En 1985 moría de un infarto en Palma de Mallorca mientras rodaba la serie de televisión “Tristeza de amor”.

Filmografía SW


1964.- Los brutos del Oeste.
1965.- El sendero del odio.
1970.- Reza por tu alma…y muere.
1972.- Repóker de bribones.
1972.- La selva blanca.
1973.- Un dólar de recompensa.
1973.- Los cuatro de Fort Apache.
1973.- La ley del kárate en el Oeste.