jueves, 14 de octubre de 2010

Jeffrey Hunter



Actor de origen norteamericano (Louisiana 1926-California 1969) cuyo verdadero nombre era Henry Herman McKinnies Jr.

Fue un actor precoz que compaginó sus estudios en la escuela secundaria con apariciones en la radio y en el teatro de Chicago.

Tras hacer el servicio militar en la Marina y estudiar con una beca en UCLA fue descubierto por un cazatalentos y contratado por la 20th Century Fox que lo convirtió, junto a Robert Wagner, en una de sus estrellas juveniles.

Aunque su debut en el cine tuvo lugar en la adaptación que en 1949 hizo David Bradley del “Julio César” de Shakespeare (que volvería a ser adaptado por Mankiewicz en su famosa superproducción de 1953 con Marlon Brando como protagonista), su primer papel importante fue en el musical de Lloyd Bacon de 1951 “Call me mister” con Betty Grable y Dan Dailey. Durante esta década mostrará su versatilidad en todo tipo de géneros: thriller como “Fourteen hours” (1951) de Henry Hathaway o “Un beso antes de morir” (1956) en el que compartía protagonismo con Robert Wagner (con el que volvería a coincidir en el western de Nicholas Ray “La verdadera historia de Jesse James” de 1957 y en “In love and war” drama bélico de 1958); bélicas como “Luchas submarinas” (1951) con Richard Widmark y Dana Andrews o “Del infierno a la eternidad” (1960); de aventuras como “Un grito en el pantano” (1952) de Jean Negulesco que le emparejó con Jean Peters; westerns como “Tierra de violencia” (1956) junto a Robert Ryan y Virginia Mayo; o dramas como “Más fuerte que la vida” dirigido en 1957 por Martin Ritt con Joanne Woodward. Pero, sin duda, lo que marcó a este actor en esta década fueron sus tres colaboraciones con el maestro John Ford: “Centauros del desierto” (1956) uno de los mejores westerns de la historia protagonizado por John Wayne, el magnífico drama sobre el fin de un político “El último hurra” (1958) junto a Spencer Tracy y otro notable western, “El sargento negro” (1960).

Al comenzar la década de los sesenta parecía que se iba a asentar como una gran estrella, sobre todo tras dar vida a Jesús de Nazareth en la superproducción rodada en España por Nicholas Ray “Rey de reyes” (1962) pero, tras una breve aparición en otra superproducción “El día más largo” (1962), su estrella, como le ocurrió a otros actores que dieron vida a Jesús, se apagó. Así, y como harían otros intérpretes en decadencia, se le comenzó a ver en producciones europeas como “Oro para el César” (1963) al mismo tiempo que se refugiaba en la televisión (entre otros rodó 26 episodios para la serie Temple Houston entre 1962 y1963).

Su debut en el eurowestern vino de la mano del veterano George Sherman en el film con escaso rigor histórico “Joaquín Murrieta” (1965), para intervenir en otros dos eurowesterns más, uno de ellos en régimen de coproducción con los EEUU.

Su últimas películas fueron un western mejicano “Super colt 38” con Pedro Armendáriz Jr. y una coproducción hispano-italiana dirigida por Javier Setó “Viva América”, ambas de 1969. Ese mismo año fallecía al golpearse la cabeza en un accidente casero.

Filmografía SW: