viernes, 12 de noviembre de 2010

30 WINCHESTER PARA EL DIABLO


30 Winchester para el Diablo
1965
Italia
Director: Gianfranco Baldanello
Reparto: Carl Möhner, Alessandra Panaro, Ivano Staccioli, Jose Torres, Mila Stanic, Renato Chiantoni, Attilio Dottesio, Guglielmo Spoletini, Richard Beery, Mario Dardanelli, Jean Mean, Anthony Caruso, Omero Capanna, Gilberto Galimberti, Antonio Garisa
Guión: Giovanni Vari, Gianfranco Baldanello, Alfonso Brescia, Adriano Micantoni
Fotografía: Marcello Masciocchi
Música: Ghant

Película de 1965 que supuso el pobre debut como director de Gianfranco Baldanello (un profesional que intervino como ayudante de dirección en numerosos peplums y cuyo spaghetti más conocido quizás sea “Black Jack”) bajo el seudónimo de Frank G. Carroll. En realidad tanto guionistas, como actores, productores y la mayor parte del equipo técnico figuran con nombres anglosajones en un intento, supongo, de hacer pasarla por una producción norteamericana, aunque visto el resultado no creo que pudiera competir con los westerns estadounidenses. Además la influencia norteamericana va más allá del cambio en los nombres, ya que el film se puede considerar un híbrido entre las producciones europeas, por su inusual violencia (proliferan los tiroteos y peleas e, incluso, el héroe recibe una cruenta paliza), y los largometrajes americanos, sobre todo en los personajes que están claramente diferenciados, sin ningún tipo de ambigüedad, entre buenos y malos o en la repelente y típica historia de amor. Incluso el fallido y torpe final, con los amantes matándose para caer abrazados sin vida, parece rendir homenaje a todo un clásico como “Duelo al Sol”, pero claro Baldanello no es precisamente King Vidor y no tiene la capacidad de éste para expresar las pasiones humanas.



“El Diablo”, un bandido mejicano, junto a su banda ha impuesto su ley en Canyon City. Hasta allí llegará un enigmático forastero llamado Benson, en realidad un agente federal encubierto, que desde el primer momento se enfrentará a los hombres de “El Diablo” y con la ayuda del honrado sheriff de la ciudad, de cuya hija se enamora, ideará un plan, coincidiendo con el transporte en tren de una fuerte suma en oro, para acabar con el bandido.

El spaghetti, como señalé en el primer párrafo, me ha parecido muy flojo con un guión pobrísimo y sin ideas que se habría agotado a la media hora si los escritores, entre ellos el propio Baldanello o el también director Alfonso Brescia con el seudónimo de Al Bradley, no hubieran recurrido a las socorridas escenas de peleas y tiroteos que, en algunos casos, resultan un tanto forzadas y se hacen pesadas. Y a ello hay que añadir la, para mí, escasamente inspirada labor en la dirección de Baldanello como queda patente en la primera escena con un tiroteo en el que las muertes son excesivamente teatrales o en el asalto final al tren que carece de la espectacularidad requerida, está convencionalmente rodado y cuenta con fallos de raccord.



Tampoco le ayuda mucho una pobre producción y una banda sonora del desconocido, para mí, Ghant, en la que tan sólo el tema principal, que se repite constantemente, merece la pena, ya que el resto de temas incidentales son bastante flojos o, incluso, desafortunados como es el caso del utilizado para las escenas de amor que es realmente inapropiado.

Por lo que respecta a las actuaciones, éstas tampoco son mucho mejores. Un maduro Carl Möhner (uno de los actores austriacos más internacionales que trabajó con directores de la talla de Jules Dassin, Carol Reed o Lewis Gilbert, además de participar en varios spaghettis) hace lo que puede con su personaje de Benson, el típico héroe del western clásico, todo rectitud y sin sombras. Una sosa Alessandra Panaro (Topsy Collins en los créditos) es la virginal, incluso viste de blanco, Pamela, la hija del sheriff de la que se enamorará nuestro héroe y que protagoniza unas escenas realmente cursis. Por el contrario Mila Stanic, a pesar de que carece de la sensualidad que su papel requiere, es la mundanal Rosario que pagará muy caro su ambición y su juego a dos bandas, para ella los guionistas reservaron una escena cantando, en la que se aprecia que está doblada, que es un auténtico pegote. Un limitado Ivano Staciolli, como John Heston, encarna a Black, el intrigante hijo del sheriff. Un pasable José Torres (aunque le he visto mejores interpretaciones) da vida a “El Diablo”, en principio un temible bandolero pero que a medida que avanza la película se nos revela mucho menos peligroso de lo que parecía y que sufrirá a lo largo de la película las acciones de Benson. Y un cargante Antonio Garisa (Anthony Garof) interpreta a Jerry un individuo al que salva la vida Benson al comienzo de la película y a partir de ese momento le sigue a todas partes, convirtiéndose en una especie de fiel escudero pretendidamente cómico.



En definitiva creo que nos encontramos ante un spaghetti muy previsible y aburrido, cargado de situaciones tópicas, en la que los tiroteos se suceden sin que progrese la historia, con personajes poco desarrollados o estereotipados y con unos diálogos, del tipo de: “Solo soy una chica de taberna que voy por el camino equivocado”, que provocan sonrojo.

PUNTUACIÓN:

HISTORIA: 2.
AMBIENTACIÓN: 4.
DIRECCIÓN: 4.
ACTORES: 3.
MÚSICA: 5.

MEDIA: 3,6.

8 comentarios:

AlanBique dijo...

Completamente de acuerdo, una película muy discreta y sólo soportable para completistas contumaces.

pritt dijo...

Me tendre que volver a ver la pelicula, pero no recuerdo que sea tan mala,aunque hace tiempo que la vi. De todos modos buena tampoco será.

Este actor austriaco me parece que lo he visto de "prota" en una de Balcazar: Doc, manos de plata.

juan dijo...

muy buena reseña Jesus. Siempre me había apetecido verla, pero creo que ahora mejor me lo ahorro....Haber cuando llega la de `un dólar agujereado´.Juan manos de plata

Jesús dijo...

Gracias Juan, pero piensa que la reseña es tan sólo mi opinión y lo que a mí me puede decepcionar a ti te puede gustar y viceversa. Un saludo y sigue pasándote por aquí para intercambiar opiniones.

jesús dijo...

Efectivamente Pritt, Carl Möhner ptotagonizó "Doc manos de plata" y otro spaghetti del que no tengo referencias que se llamó "Jim il Primo" junto a Cameron Mitchell.

Anónimo dijo...

Excelente post lo pondre en facebook
scholarships

Billiard dijo...

De lo peorcito que he visto. Un horror inefable. No se la recomendaría ni a mi peor enemigo.

RaroVHS (Cristian S.) dijo...

La secuencia de créditos del VHS argentino: http://www.youtube.com/watch?v=ck5veTCc9_0

Un saludo!