lunes, 7 de diciembre de 2009

SIETE DÓLARES AL ROJO


Siete dólares al rojo (Sette dollari sul rosso)
1966
Italia/España
Director: Alberto Cardone
Reparto: Anthony Steffen, Fernando Sancho, Elisa Montés, Roberto Miali, Loredana Nusciak, Bruno Carotenuto, José Manuel Martín, Spartaco Conversi, Alfredo Varelli, Gianni Manera, Franco Fantasia, Annie Giss, Franco Gulà, Renato Terra, George Mataro, Nino Musco, Miriam Salonicco, David Mancori, Fortunato Arena, Silvana Bacci, Halina Zalewska
Guión: Alberto Cardone, Juan Cobos, Melchiade Coletti-Franciolini, Arnaldo Franciolini
Fotografía: Jose Aguayo
Música: Francesco de Masi




La banda de "El Chacal" arrasa un rancho, matando a la mujer de Johnny Ashley, y secuestrando al hijo de ambos. Johnny, completamente desquiciado, comienza una sanguinaria carrera para venganse, al tiempo que acaba con todos los forajidos y cuatreros que se encuentra en su camino...

Spaghetti western de la primera oleada, que pese a estar aún influenciado por el western yanki, tiene ya bastantes aspectos del eurowestern.



Comienza la historia con un amplio prologo, en el que vemos como Chacal, líder de una banda de forajidos, mata a la dueña de un rancho, y se lleva al niño que se encuentra allí, de unos cinco años de edad.
Al poco, aparece Johnny Ashley, que después de enterrar a los muertos, comienza una eterna búsqueda de los asesinos.
Y digo eterna porque en un momento no demasiado claro, la película hace una elipsis de quince años, y ya vemos a Jerry, el hijo de Johhny, convertido en un talludito joven.



Lo que sin duda llama en primer lugar más la atención de "Siete dolares al rojo" es su reparto;
Anthony Steffen es Johnny Ashley, el hombre que busca venganza. Su interpretación está al nivel de la mayoría de sus trabajos, y la verdad es que a veces le cuesta un poco poder expresar la carga emocional que el personaje lleva dentro. Pese a eso, se mantiene en un nivel aceptable.
Fernando Sancho es Chacal, y todos sabemos que podemos esperar de Sancho en un spaghetti. Solo decir que, pese a estar en ocasiones un poco más forzado de lo que en él era habitual (y normalmente era muy exagerado), su personaje lo lleva al limite, siendo su Chacal un verdadero asesino sin escrupulos, que solo llegará a sentir un poco de cariño por Jerry, el hijo al que toma como suyo.
Roberto Mialli es el actor sobre el que recae el papel de Jerry. Pese a su importancia en la película, Mialli no logra llamar demasiado la atención.
Un par de actrices completan el reparto. Loredana Nusciack, siempre recordada por su papel en "Django", y la española Elisa Montes.




Habíamos dejado a Johnny con quince años más, buscando desesperadamente a su hijo y al asesino de su mujer. Mientras, se ha ido ganando una temible reputación como cazador de delincuentes y forajidos, con la intención de lograr alguna pista que le acerque a su objetivo principal.

A su vez, Jerry se ha convertido en un hombre, y la influencia de su "padre" Chacal ha echo que sea de la misma calaña que este.

Y es entonces cuando el destino hace su aparición, llevando a Johnny al mismo pueblo que Chacal tiene pensado atracar, dejando un desenlace inesperado.

Y es que lo mejor de "Siete Dolares al rojo" es un impactante final, unos últimos quinces minutos vibrantes, maravillosos a la par que tristes y conmovedores. Es entonces cuando realmente descubres que ha valido la pena la anterior hora, y que estás ante un titulo que con un poco más de "suerte" hubiera sido una película muchisimo más redonda.



Pero en el computo general, hay muchos errores que la echan abajo. Desde un guión poco trabajado, hasta algunos detalles que le quitan realismo a la historia (quince años y Johnny sigue con la misma ropa...).
Tampoco ayuda una a veces poco agraciada dirección de Alberto Cardone (director que su unico logro en el spaghetti fué dirigir el primer film en el que aparecía Sartana, aunque ni el mismo sabía que Garko tomaría más tarde ese nombre "prestado" para cierta saga), que intercala buenos momentos con insertos horribles, y una fotografía pobre en general.

Pese a todo, creo que para los buenos aficionados al genero "Siete dolares al rojo" contiene acción y tiroteos suficientes para un agraciado visionado, una banda sonora bonita, y sobre todo unos últimos minutos que parecen formar parte de otra película incluso...



Unas ultimas lineas para mencionar el reciente DvD aparecido en España de este titulo, editado por "CWP".
Imagen correcta, pero por desgracia el audio es bastante cutre. Tiene disponible el audio en italiano, pero sin subtítulos.


PUNTUACIÓN:

HISTORIA: 6
AMBIENTACIÓN: 4
DIRECCIÓN: 5
ACTORES: 5
MUSICA: 6

MEDIA: 5.2

6 comentarios:

Anónimo dijo...

Bruno Carotenuto ( aka CaroL Brown ) no es en la pelicula .
Pero CARLA CALO ( aka CaroLL Brown ) ...si ! Tiene el papel de la mujer de Fernando Sancho...

Pedro Pereira dijo...

También estaba pensando comprar esa edición de CWP...

Jesús dijo...

La historia, a primera vista interesante, remite a un clásico del western: “Centauros del desierto” (The seachers); de esta forma, como le ocurría a John Wayne, el personaje interpretado por Anthony Steffen, Johnny Ashley, regresa a su rancho para encontrarse que éste ha sido arrasado, en esta peli por unos bandidos, y todos sus familiares asesinados salvo, en este caso, su hijo; por lo que se pasará media vida buscándole para, cuando lo encuentre, darse cuenta de que se ha convertido en uno de ellos. Además, durante el tiempo que dure esa búsqueda, el carácter del protagonista cambiará y se convertirá en un hombre violento y duro.

Pero hasta aquí llegan las comparaciones porque el comienzo prometedor se ve rápidamente lastrado por un deficiente guión con grandes lagunas y fallos como por ejemplo la mala utilización de la elipsis (como tú señalas nada parece indicar que haya transcurrido tanto tiempo), la insuficientemente explicada historia de amor o la caprichosa forma de actuar del jefe de los bandidos (ahora me retiro, ahora vuelvo a las andadas). Además da la sensación de que los guionistas, para llegar a los noventa minutos, se van inventado escenas sin ningún tipo de ilación: primero ponen una pelea del protagonista con un asesino evadido, después un ataque a la diligencia que transportaba una fuerte suma de dinero, a continuación Jerry se topa (con lo grande que debía ser aquello) con uno de los bandidos que tropieza y le muestra parte del botín, etc.

Y si el guión, para mí, es horroroso, la dirección de Alberto Cardone no lo es menos. La torpeza del director se aprecia en escenas que deberían ser dramáticas, como la del asalto al rancho con el asesinato de la mujer de Jerry o la pelea en una cantina con un tipo que emplea el látigo, y que quedan ridículas.

En cuanto a los actores cabe señalar que Anthony Steffen, actor a mí parecer bastante válido para las pelis de acción, es incapaz de dotar al personaje de la profundidad psicológica que requería (creo que hubieran sido más apropiados Garko o Craig Hill); mientras que Fernando Sancho, con una actuación excesivamente histriónica, por primera vez me ha decepcionado (supongo que puede ser porque el director no supo contenerlo). En cuanto al actor que hace de hijo de Steffen, me pareció realmente malo. Junto a ellos, casi como figuras decorativas, Loredana Nusciack en un papel por debajo del talento demostrado en “Como lobos sedientos” y Elisa Montes que protagoniza las escenas más ñoñas de la peli ¡Hombre que una cosa es una escena romántica y otra las cursiladas!

En cuanto a los aspectos positivos destacaría:

La banda sonora de Francisco de Massi, muy superior al resto de elementos de la peli, que resulta muy variada al oscilar entre temas más propios del western clásico con otros fácilmente identificables con el spaghetti.

El gran y dramático final (totalmente de acuerdo contigo) con el inevitable enfrentamiento entre padre e hijo, que está correctamente dirigido y es muy superior al resto de la peli.

Para mí un spaghetti del montón y fácilmente olvidable.

echoes dijo...

Un spaghetti que tuvo cierta fama en su época, pero que lamentablemente no ha resistido el paso del tiempo. La trama no es mala, pero la mediocre dirección de Cardone echa a perder todo.

Anónimo dijo...

como me descargo las pelis

Alfonso Urbina dijo...

Por un lado la película tiene bastantes errores y es demaciado lenta hasta alrededor de la hora veinte, pero después de eso la película se torna más emocionante y el final es excelente.
Un SW bastante regular que no destaca mucho.