miércoles, 24 de diciembre de 2008

EL BLANCO, EL AMARILLO Y EL NEGRO


El blanco, el amarillo y el negro (Il Bianco, il giallo, il nero)
Italia/España/Francia
1975
DIRECTOR Sergio Corbucci
REPARTO Giuliano Gemma, Tomas Milian, Eli Wallach, Manuel de Blas, Jacques Berthier, Romano Puppo, Nazzareno Zamperla, Edy Biagetti, Hideo Saito, France Nuyen, Maria Isbert, Luis Induni.
GUIÓN Sergio Corbucci, Mario Amendola, Renée Asseo, Luis G. de Blain, Santiago Moncada (Historia: Marcello Coscia, Antonio Troiso)
MÚSICA Guido De Angelis & Maurizio De Angelis
FOTOGRAFÍA Luis Cuadrado
ESPECTADORES 1.005.885


Una banda de indios roba un pony japones que iba a ser entregado al presidente como regalo del emperador nipón. Los indios piden un rescate de un millón de dolares, que el embajador japones decide pagar, mandando con el dinero a el único hombre honrado de la región, que no es otro que el sheriff del condado, Jack el Negro. Le acompaña el sirviente japones de el animal, Sakura. Además se unirá a la pareja un simpático y hábil ladrón conocido como el Suizo, que más que el Pony persigue la caja del dinero.

Photobucket

Ultima película que Sergio Corbucci dedica al western, y para ello el director italiano se decide por una comedia, que además de servirle como despedida le vale como homenaje al propio genero. Un homenaje en toda regla, ya que desde el principio, en un prologo memorable, nuestra Maria Isbert haciendo de esposa de el sheriff le pega un discurso hecho con títulos de películas del western, en una maravillosa demostración de ingenio. Por desgracia, el texto no es el mismo en la versión italiana que en la española, en la que alteran algunos títulos por otros más conocidos, o incluyen películas que están más allá del western. Solo por ese prologo, ya vale la pena esta película. Pero no quedan ahí los homenajes. Desde el titulo de la película que cambia los tres adjetivos usados por Leone, hasta los personajes, y sobre todo por alguna escena (como la que abría la gran Django de el protagonista arrastrando un ataúd, ahora con Gemma haciendo de Nero), "El Blanco, el amarillo y el negro" quiere ser un recuerdo a los más de diez años en los que tantos westerns se rodaron por Europa. Corbucci quiso hacer su pequeño homenaje, y sin duda que lo consiguió.

Photobucket

En clave de humor se nos presentan los tres protagonistas de esta historia:

Jack el negro es un honrado sheriff del condado, seguramente que de los pocos hombres buenos que quedan en toda la región. Por desgracia, toda esa legalidad no le ha servido de mucho en su vida, ya que está casado con una desagradable mujer, y vive inundado de hijos y casi sin dinero para comer. Eso si, él es feliz, ya que lo único que le queda es su honor, su dignidad, y la estrella de su pecho.
Eli Wallach, autentica estrella del cine, vuelve al spaghetti western, aunque esta vez abandona los papeles de ladrón mexicano y se nos presenta como un hombre de la ley. Como siempre, Wallach está a un nivel muy alto, y su aspecto de sheriff serio y siempre malhumorado es un contraste genial para el tono general de la comedia.

Photobucket

El Sueco es un ladrón ingenioso, rápido, y muy listo. Giuliano Gemma, un clásico actor del spaghetti, es el encargado de hacer que el personaje caiga simpático, y sin duda lo logra. Es este un tipo de personaje que le quedan bien, sin duda. Y encima este Sueco tiene algo del primer Ringo, sobre todo su humor.

Photobucket

Y Tomas Milian con esta película ya terminó de demostrarnos que era el hombre de las cien caras. Nada más y nada menos que aquí le tocó hacer de japones patoso y extraño, y la verdad es que con solo verle la cara a uno ya le entra la risa. Además las mejores escenas de humor son para el personaje, con lo cual Milian se luce. Algunos gags son muy buenos, y el dominio a medias del idioma hace que todo el rato se esté esquivocando con juegos de palabras imposibles.

Photobucket

Pese a que ya por aquellos tiempos el genero estaba muerto, y los últimos años las parodias absurdas habían matado cualquier intento de rodar comedia medio decente, Corbucci logra una película divertida y amena, que se puede ver con facilidad por cualquier tipo de publico, pero que creo que los que la agradeceran más serán los verdaderos aficionados a el spaghetti western, ya que solo ese tipo de publico puede llegar a entender el gran homenaje a el genero que hay debajo de la comedia bajo la que se nos presenta "El blanco, el amarillo y el negro".

Photobucket

Por desgracia, el doblaje en español deja bastante que desear, con lo cual se pierde bastante de la gracia.

Es una pena que la edición en DvD de filmax de esta película aquí en España es horroroso, sobre todo deja mucho que desear la calidad de la imagen, más propia de un VHS viejo que de un DvD de los tiempos que corren.

PUNTUACIÓN:

HISTORIA: 7
AMBIENTACIÓN: 8
DIRECCIÓN: 8
ACTORES: 8
MÚSICA: 8

MEDIA: 7.8



Aquí está el texto de la escena inicial, y después un vídeo con la escena original en italiano, en la que se aprecia que no es el mismo texto:

- ESPOSA: Por un puñado de dólares. Por un miserable puñado de dólares que te dieron en río Bravo . ¡Si al menos lo hicieras por el oro de Mckenna! Pero no... tú siempre cabalgando hacia el infierno con el bueno, el malo y el feo , como si fueras el juez de la horca . Y luego te dejan sólo ante el peligro . Eres un hombre sin fronteras. No somos nadie para ti. ¡Mi nombre es ninguno!. Eres un sheriff tan idiota que te encargan llevar la paga a tus compañeros . Por estas criaturas sólo te dan un dolar por cabeza. Eres el mercenario peor pagado del Oeste. Cangaceiro... Y nosotros somos el grupo salvaje . Claro que tu no vales ni un dolar agujereado. No comprendo como le llamaban el tigre de Minnesota, ni como le llamaban el magnífico y luego los 4 de Texas le seguían llamando Trinidad . ¡Un día te mandarán al infierno, gringo! . Porque la muerte llega arrastrándose . Y cualquier Billy el niño dirá ¡viva la muerte tuya! . Sí, huye chacal, ve a la guerrilla. Ve, mátalos y vuelve . Pero con dinero, y si no nos enfadamos. Que también los ángeles comen judias . Vete al desafio de los 7 magníficos , que con ellos llegó la bronca. Pero vuelve vivo o muerto , porque yo soy la revolución . No se te olvide.

- JACK: Es tarde. Debo tomar el último tren de Gun Hill .

- ESPOSA: ¿Habeis oido a el llanero solitario? Si esta vez te matan no te lo perdonaré en toda tu vida.


PhotobucketPhotobucketPhotobucketPhotobucket

11 comentarios:

John Space dijo...

No te lo tomes a mal, pero en español hay que decir "al" en vez de "a el". (Haz la prueba y di "a el" 20 veces seguidas... ;) )

Julio_Alberto dijo...

Si, ya, pero es que yo no escribo en español, escribo en andalú...jajajaja.
Gracías por decimerlo, ya está arreglado.

Julio_Alberto dijo...

Mañana, como regalo por estas fechas, una reseña muy especial...jejejeje.

echoes dijo...

Simpática película. G. Gemma contaba q le hacía mucha gracia el doblaje español de esta peli, sobre todo en la escena donde está disfrazado de indio y se pone a hablar como gitano.

La abadía de Berzano dijo...

Muy buena película, nada raro viniendo de Corbucci, y la demostración de como hacer una comedia dentro del género sin caer en el ridículo.

Por cierto, Julio, en el texto que pones, existen otros dos títulos escondidos, aunque no sean de SW.

"Y si no nos enfadamos" y "También los ángeles comen judias".

chinagarcia dijo...

con estos 3 grandes actores como protas debe ser una gran joyaza.me la apunto ala lista de pendientes,salu2

maltese dijo...

Bueno, dentro de la corriente del "spaghetti humorístico" es sin duda una de las mejores realizadas. Wallach inmenso cómo siempre aunque a Milian el papel le desmerece bastante. Gemma en su línea... Me encanta la retaíla que le dedica la mujer de Wallach al principio. Todo un homenaje al "Spaghetti"

GUILLERMO dijo...

Excelente blog. Es la primera vez que lo veo. Soy argentino, fanático de los SW. Respecto al comienzo de El Negro, el blanco y el amarillo" En ese discurso maravilloso, hay que remarcar "los ángeles también comen judías", pelicula con Bud Spencer y G.Gemma ambienta en los años 30 de EE.UU. En Argentna se llamó "Los ángeles tambien comen porotos" Saludos. GUILELRMO

Pablo Javier Frizan dijo...

¿Alguien tiene la banda de sonido?. La vi ayer y no la encuentro por ningún lado... Si saben algo, escribanme a mi correo... pablofrizan@gmail.com

Alfonso Urbina dijo...

Un SW bastante divertido, aunque hubiese preferido a Terence Hill para el papel de el blanco.

José Balter dijo...

Yo fuí al cine a verla en 1977 cuando yo tenía 10 años, desde entonces es una de mis comedias favoritas. Por cierto, en Centroamérica se llamó Samurái.