domingo, 10 de febrero de 2008

VIVO PARA MATARTE


VIVO PARA MATARTE (VIVO PER LA TUA MORTE)
Italia
1968
Director: Alex Burks.
Reparto: Steve Reeves, Wayde Preston, Guido Lollobrigida, Aldo Sambrell, Mimmo Palmara, Silvana Venturelli, Nello Pazzafini, Franco Fantasia, Enzo Fiermonte, Rosalba Neri, Giovanni Ivan Scratuglia, Spartaco Conversi, Franco Balducci, Bruno Corazzari, Mario Maranzana, Emma Baron Cerlesi, Sergio de Vecchi, Aldo Berti, Remo de Angelis, Rafael Albaicin, Tito Garcia, Simon Arriaga .
Música: Carlo Savina.

Fotografía: Enzo Barboni
Guión: Roberto Natale, Steve Reeves


Un par de hermanos son acusados de un atraco que no han cometido, y son encerrados en la temible prisión de Yuma. Allí el más pequeño pronto muere, con lo cual el hermano mayor escapar con la intención de demostrar su inocencia.





Compré esta peli con un poco de miedo, ya que todas las criticas la ponen como el culo, aparte que después de rodar este spaghetti western, su actor principal Steve Reeves dejó el cine, así que muy bien no le tuvo que ir.
Si no conocéis a Reeves, es un actor que consiguió mucho éxito en los 60 como Hercules, pero que ya por aquellos años estaba en caída en picado, e intentó un ultimo golpe de efecto para revitalizar su carrera con una peli del nuevo genero que estaba pegando fuerte, pero ni aun así lo logró. Y la verdad es que el pobre no pasaba de ser un fuertote, pero lo que era actuar, actuaba poco. Mira que el guión le permitia poder usar muchos registros, pero nada, siempre tiene la misma cara de palo.

Pues sabiendo eso, yo me olia que la peli iba a ser un western infumable de esos que tantos hay (no tantos como los destructores del genero dicen, pero alguno si hay, para que negarlo), pero mira por donde, no ha sido el caso.
A ver, no es que la cosa sea una maravilla, pero entretiene, y creo que con un actor algo mejor, la peli hubiera ganado bastante, pero el resultado se puede ver para echar una buena tarde.

Comienza bien con una buena escena de el robo por parte de una banda de forajidos de una manada de caballos, con una masacre por parte de estos a los pobres vaqueros. Los caballos son de los hermanos Sturges, que deciden ir en busca de los ladrones. Pero son confundidos por los forajidos por un sheriff corrupto, y son condenados a trabajos forzados en la prisión de Yuma. En ella, reciben los malos tratos de los guardias, en la mejor parte de la película. Los malos tratos de los guaridas a los presos son muy duros y violentos, hasta que el hermano menor muere. Mike, el mayor, escapa de la prisión, y va en busca del sheriff para intentar aclarar el asunto.

Ya la cosa pierde un poco de ritmo, aunque aun hay un par de buenos momentos, como cuando unos mexicanos cazarrecompensas atrapan al compañero de huida de Mike, y este le ayuda a escapar de nuevo (aunque no lo logra del todo, ya que el compañero muere).

La historia, en la que participa el propio Reeves, está a un nivel bueno, sin aporta nada nuevo u original.
La dirección de Alex Burs es tambien al uso, poco llamativa, pero cumplidora.

La verdad es que no se porque "Vivo para matarte" no tuvo éxitos, ya que yo no la vi tan mala, aunque bueno, Reeves hace mucho por hundirla...

PUNTUACIÓN:

HISTORIA: 6
AMBIENTACIÓN: 5
DIRECCIÓN: 6
ACTORES: 5
MUSICA: 6

MEDIA: 5,6

3 comentarios:

the man without eyes dijo...

A mi me gusto bastante la peli. No me parece un peliculon pero si una buena peli muy superior a la media .
En cuanto al prota para mi no lo hace mal , me gusto su interpretacion.
Saludos

Profano dijo...

Esta no la he visto, pero he leído que al mismo prota no le gustó nada
la película y por eso se retiró del
cine definitivamente (con este western quiso volver a lo grande).

Víctor Estrada dijo...

A mi me gustó bastante, las escenas en la prisión de Yuma son brutales, estás todo el rato deseando que les den su merecido a los malditos guardas. Hay que reconocer que el actor principal es inexpresivo, tiene la misma cara cuando matan a su hermano, cuando se carga a diestro y siniestro, cuando lo apalizan, cuando está con la prostituta... Tremendo.